Inicio

2018, reto para instituciones electorales, reconoce SCJN

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Jorge Mario Pardo Rebolledo, advirtió que las turbulencias políticas que acarrearán las elecciones electorales del próximo año, los juzgadores estaremos aquí, comprometidos y trabajando para que estas acciones no afecten los derechos fundamentales de los mexicanos.

Al participar en la clausura de la XII asamblea general ordinaria de la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia, el integrante del máximo tribunal del país destacó que en 2018, cuando habrá elecciones generales para renovar los poderes Ejecutivo y Legislativo de la Unión, junto con 30 elecciones estatales, “será, sin duda, un reto para las instituciones electorales.

Sin embargo, sostuvo que tiene plena confianza de que esta situación, “será atendido con la máxima diligencia. Nuestra democracia debe ser fuerte, y todos debemos trabajar para hacerla realidad”, enfatizó el impartidor de justicia, entre cuyo trabajo destaca haber liberado al presunto segundo tirador en el asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Además, Pardo Rebolledo aseguró que la renovación de los representantes populares en casi todo el país. “puede generar cierta intranquilidad social, pero en el plano y el ejercicio de la protección de los derechos de las personas, pueden tener la tranquilidad de que los juzgadores estaremos aquí, comprometidos y trabajando para que las turbulencias políticas no afecten los derechos fundamentales de los mexicanos”, reiteró.

Sostuvo que “como integrantes del pueblo de México, también queremos un país donde impere el estado constitucional y democrático de derecho, donde éste sea un mejor lugar para vivir, en el que ninguna persona se sienta discriminada y todos desarrollemos nuestro proyecto de vida, porque todos tenemos el derecho a la felicidad”, destacó con la esperanza de que sus palabras sean escuchadas por Andrés Manuel López Obrador y los militantes de su partido.

Añadió el ministro de la SCJN que los impartidores de justicia, “debemos ser generadores de condiciones de paz y tranquilidad social, donde cualquier proyecto de vida sea posible. Es por eso, desde las diversas judicaturas del país, seguimos luchando por tener un diseño institucional fuerte, donde la carrera, trayectoria, profesionalización y méritos, sean un factor de promoción y estabilidad”, afirmó.

Insistió que “nuestra democracia debe ser fuerte y todos debemos trabajar para hacerla realidad. Renovaremos a nuestros representantes populares en casi todo el país, y eso puede generar cierta intranquilidad social. Pero en el plano y el ejercicio de la protección de los derechos de las personas, pueden tener la tranquilidad de que los juzgadores estaremos aquí”, enfatizó.

ShareThis