Inicio

Advierte Amieva que no acaba hampa con captura de ‘El Betito’

El jefe de Gobierno capitalino, José Ramón Amieva Gálvez, sostuvo que tras la captura de Roberto Moyado Esparza, “El Betito”, presunto líder del grupo criminal La Unión de Tepito, no puede afirmarse que se acabó la delincuencia en la Ciudad de México.

Entrevistado luego de encabezar el evento “Rostros e Identidades Indígenas de la Ciudad de México”, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Ejecutivo local destacó que “no podemos señalar que se acaban los grupos delincuenciales con esta detención. Esta persona (El Betito) es cabeza de un grupo importante de narcomenudistas. Por ello, tenemos que seguir desmantelando la infraestructura delincuencial”, dijo.

De igual forma, Amieva Gálvez reveló que ordenó el reforzamiento de la seguridad en la CDEMX, con cerca de tres mil elementos del Estado Mayor Policial, para enfrentar un posible reacomodo de los grupos delictivos que operan en la capital, así como atacar la estructura de las narcotienditas, proveedores, vehículos y armas.

“Lo que hemos hecho es reforzar la presencia principalmente en zonas, donde pudieran generarse algún tipo de reacomodos o movimientos en la estructura criminal que encabezaba esta persona”, afirmó al reconocer que la disputa por el narcomenudeo se da en toda la ciudad, “pues este grupo criminal tiene su centro de operaciones en el centro de la capital, en la colonia Morelos, donde se priorizará la vigilancia”, sostuvo Amieva Gálvez.

Sin embargo, por la mañana de este jueves ocurrió un crimen que “concuerda” con la detención del líder de La Unión de Tepito, por cuyo hecho, según el jefe de Gobierno, fueron detenidos dos sospechosos que pudieron haber ejecutado a otro con un fusil calibre AR-15.

Por ello, consideró necesario mantener de manera permanente las labores de inteligencia y patrullaje.

“Tenemos que continuar, desmantelar las estructuras que han creado, sobre todo en los sitios donde ellos obtienen ganancias ilícitas, como extorsión, venta de drogas, secuestro y comercio de armas. Tenemos que quitarles ese ingreso ilícito, desmantelarlos y hacer presencia cuando veamos un vehículo que resulte a todas luces sospechoso, motocicletas o cuando veamos que van portando armas”, dijo.

Sin embargo, Amieva Gálvez insistió que es preciso anticiparse a las reacciones que puedan darse por la detención de este sujeto, “porque no vamos a esperar que exista un reacomodo, tenemos que adelantarnos, es un tema de previsión. Tuvimos aproximadamente a las 7:30 (horas) conocimiento de este operativo y ya en ese momento se incrementó de manera sensible la presencia policial”, comentó.

De igual forma, reconoció la labor del comisionado de Seguridad, Renato Sales Heredia, y del secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, por la presencia que tienen en la ciudad y por los esquemas de colaboración que llevaron a cabo en esta detención.

Recordó que “El Betito” está plenamente identificado tanto por las autoridades federales, como por las capitalinas, al estar involucrado en el narcomenudeo, extorsión por derecho de piso y otros varios delitos, por los cuales ya tiene iniciadas investigaciones y varias carpetas al respecto.

Añadió que el espacio de operación de este grupo, identificado como La Unión, es principalmente en el centro, en la colonia Morelos, “pero eso no significa que no tengamos que generarles vigilancia en toda la ciudad, porque la disputa es general y cuentan con toda una estructura que les genera una ganancia ilícita. Buscan estar en zonas de alto nivel económico, con plusvalía de suelo alta y eso es lo que debemos tener presenté y vigilaremos absolutamente toda la ciudad”, dijo.

Homicidios.- Por su parte, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, indicó que a “El Betito” se le vincula al hallazgo de cuerpos en la zona de Tlatelolco en junio pasado, producto de la lucha territorial con grupos antagónicos, así como con el incremento de homicidios y denuncias por cobro de piso en establecimientos de la CDMX.

Cabe recordar que elementos de la Policía Federal capturaron en Tlalpan a este sujeto, durante un operativo realizado por personal de la División Antidrogas. El sospechoso era acompañado de su hermano José “N”, de 50 años de edad, y traía consigo una gran cantidad de dinero junto con 140 dosis de crystal.

Además, a “El Betito” se le atribuyen decenas de asesinatos, enfrentamientos y extorsión a comerciantes en las delegaciones Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza, por lo que ahora es considerado como un objetivo importante de captura por el nivel de violencia que generaba el grupo delictivo que encabezaba.

Reforzamiento.- A su vez, el titular de la SSP ordenó el ingreso de elementos de la Policía Metropolitana, llamados también “Granaderos”, Grupo Especial Metropolitano y Fuerza de Tarea, al Barrio de Tepito y calles de la colonia Morelos en apoyo a la vigilancia y labores de patrullaje, luego de la captura de Roberto Fabián Miranda, también llamado Roberto Moyado Esparza, “El Betito”.

El jefe de la Policía Preventiva destacó que el objetivo de este reforzamiento de seguridad en ese punto, es inhibir acciones violentas o delictivas derivado del aseguramiento de este sospechoso, quien asumió el liderazgo de La Unión de Tepito, tras el asesinato de Francisco Javier Hernández Gómez, “Pancho Cayagua”, acaecido en octubre de 2017.

Cirugías.- Mientras tanto el titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia, comentó que “El Betito” utilizaba diversos inmuebles para refugiarse en zonas residenciales de Polanco, Jardines del Pedregal y San Ángel; incluso, para evadir la acción de la justicia, se sometió a una intervención quirúrgica.

“Es importante destacar que el ahora detenido se sometió a una intervención quirúrgica, al realizarse prótesis capilar y bypass gástrico, con lo que bajó más de 30 kilos para modificar su apariencia, a fin de no ser identificado y detenido. Al momento de su captura, le fueron asegurados 10 mil dólares americanos, cuatro mil 700 pesos mexicanos, 140 dosis de cristal y un arma corta abastecida”, reveló.

Sales Heredia comentó que “El Betito”, de 37 años de edad, cuenta con antecedentes penales desde el año 2008, cuando fue detenido y sentenciado por robo a transeúnte, además de que está vinculado con el homicidio de dos personas, cuyos cuerpos fueron abandonados en la zona de Tlatelolco”, sostuvo.

De igual forma, se presume que actualmente encabezaba actividades de narcomenudeo y extorsión, despojo, secuestros y lavado de dinero entre otros ilícitos, particularmente en la zona centro de la capital, pero con probable actividad criminal en otras delegaciones, así como por diversos homicidios.

“Derivado de las disputas por el control de actividades ilícitas, el pasado 17 de junio se registró el hallazgo de los restos de dos cuerpos sobre el arroyo vehicular en la zona de Tlatelolco, donde también se encontró un mensaje de amenaza a grupos antagónicos”, informó el funcionario federal.

Asimismo, comentó que laboran en diversas líneas de investigación para desarticular por completo a la Unión Tepito, la cual está vinculada a la venta y distribución de drogas al menudeo y extorsión en centros nocturnos, ubicados en la Zona Rosa, Condesa y Polanco, así como al cobro de derecho de piso a establecimientos mercantiles de giros diversos principalmente en la delegación Cuauhtémoc.

Destacó Sales Heradia que esta captura fue resultado del operativo “Escudo Titán”, por lo que el sospechoso fue ubicado en la vía pública en la colonia Rincón del Pedregal, delegación Tlalpan, acompañado de su hermano José “N”, quien al parecer lo custodiaba.

ShareThis