Inicio

ALDF y Amieva siguen aventándose la pelota

Sin considerar que su actitud hacia los damnificados por los sismos de septiembre pasado, fue una de las causas por las que los capitalinos decidieron negar su voto al PRD, el Gobierno capitalino y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) siguen en lo mismo de echarse la pelota de la reconstrucción.

El primero. le pide al segundo, redireccionar el presupuesto al fideicomiso creado para atender a los damnificados; y el segundo, le pide al primero, que junto con la Secretaría de Finanzas den cumplimiento y emitan las disposiciones complementarias para la aplicación de la Ley para la Reconstrucción.

Empero, las víctimas siguen en espera de que les hagan llegar los apoyos que les fueron prometidos desde el mismo día que ocurrieron los sismos. Pero la mayoría siguen siendo ignorados, mientras el Gobierno capitalino y la ALDF siguen acusándose entre sí, sin que existe fecha para cumplir con su palabra.

Por lo pronto, esta mañana el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, admitió que están al límite de recursos para destinarlos a la reconstrucción, “pues la Asamblea Legislativa no ha aprobado redireccionar presupuesto al fideicomiso creado para atender a los damnificados”, dijo.

En tanto, la Diputación Permanente de la ALDF aprobó exhortar al Ejecutivo local y a la Secretaría de Finanzas, den cumplimiento y emitan las disposiciones complementarias para la aplicación de la Ley para la Reconstrucción, así como rendir un informe detallado respecto de la aplicación de los recursos ejercidos, para garantizar la seguridad jurídica y rendición de cuentas a favor de los damnificados.

“Lo que nos está generando es que estemos en ese punto límite, no contamos con los recursos y no podamos generar certeza financiera para la reconstrucción”, argumentó Amieva Gálvez.

Sin embargo, se comprometió a que en cuanto sea aprobada la ley por la ALDF, irá personalmente al recinto para promulgarla, con el fin de que al día siguiente cada edificio afectado tenga una subcuenta y sepa cuánto dinero tiene y en qué se gasta.

Los recursos que el Ejecutivo local solicita ascienden a 698 millones 879 mil 254 pesos, que correspondían a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) y a la Agencia de Gestión Urbana (AGU).

El mandatario capitalino destacó que es necesario que la ALDF se reúna para modificar el presupuesto o, en su caso, informe si hay otro camino para conseguir los recursos, “pero no creo que exista voluntad que se oponga a que los recursos que tenemos puedan ser destinados a la reconstrucción”, comentó.

Aunque reconoció que “nos hacen falta recursos, Pues el dinero ahí está, lo único que queremos es que se modifique este decreto de ley de presupuesto de egresos, y que nos autoricen esos recursos que estaban autorizados para otros fines sean asignados al fideicomiso”, agregó.

Aplicación.- A su vez, en la sesión de la Diputación Permanente de la ALDF acordó exhortar al jefe de Gobierno y a la Secretaría de Finanzas, para que den cumplimiento y emitan las disposiciones complementarias para la aplicación de la Ley para la Reconstrucción, así como rendir un informe sobre la aplicación de los recursos ejercidos a favor de los damnificados por el sismo del 19 de septiembre.

Los asambleístas destacaron que tras el sismo del 20 de septiembre pasado, algunas viviendas en las delegaciones Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Benito Juárez, Coyoacán, Iztapalapa y Xochimilco, no se ha aplicado en su totalidad dicha ley.

Recordaron que en diciembre pasado, la Gaceta Oficial de la CDMX publicó la Ley para la Reconstrucción, que establece mediante su artículo cuarto transitorio, la obligación del jefe de Gobierno de emitir el programa para la reconstrucción, así como las disposiciones complementarias o los lineamientos para la aplicación de este ordenamiento y, como consecuencia, de los recursos económicos que para este fin han sido destinados.

Con esa ley, enfatizaron los diputados locales, se establecen esquemas de apoyo que van desde apoyo total en la reconstrucción de vivienda para las personas más vulnerables, hasta apoyos para renta por cinco meses.

ShareThis