Inicio

CDHDF afirmó que no encontró omisiones en el litigio de Mireya

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX), Perla Gómez Gallardo, aseguró que el organismo si realizó el acompañamiento del litigio que Mireya Agraz Cortés mantuvo contra su esposo, Leopoldo Olvera Villa, por la custodia de sus hijos y, en su momento, establecieron que en la labor de la Procuraduría capitalina, “no incurrió en omisiones”.

En entrevista, al concluir la presentación de las memorias del 11° Congreso Nacional de Organismos Públicos Autónomos de México (OPAM), realizado en el salón Digna Ochoa de ese organismo, la ombudsperson relató que “el acompañamiento lo realizamos hasta la guardia, custodia y régimen de visitas de los tres menores de edad, pero no podíamos sustituir lo que dejarán de hacer los abogados de la señora, porque fueron varios”, quienes debieron agotar todas las instancias jurisdiccionales.

Explicó que en cuanto el caso llegó ante las juezas Décimo y Undécimo de lo Familiar, la CDHCDMX le notificó a la señora que nada tenían que continuar, “pues en materia de Tribunal estamos limitados a cuestiones jurisdiccionales. Simplemente revisamos que no hubiera una violación al debido proceso hasta esa etapa y, finalmente, se le notificó (a la señora) que cerrábamos la queja, porque no teníamos elementos hasta ese momento”, destacó la ombudsperson.

Una vez que iniciaron los juicios, comentó Gómez Gallardo, “ya no tuvimos nosotros ningún tipo de reporte por parte de la señora ni sus abogados. Sí verificamos que efectivamente era un tema de naturaleza familiar que estaba resolviendo el propio Tribunal. Pero les repito, en materia de Tribunal estamos limitados”, enfatizó.

“Pero en el caso de la Procuraduría, quien llevo las investigaciones sobre el presunto abuso, nosotros revisamos y no tuvimos nada de que pronunciarnos. Incluso, si algunos de los abogados hubieran tenido alguna presunción de omisión de nuestra parte, hubiera acudido a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para revisar nuestro trabajo. Pero no fue así. Además, se le notificó a la señora en presencia de su abogado y estuvieron de acuerdo en que se cerrará nuestro acompañamiento, recordándoles que en lo jurisdiccional es una responsabilidad del tipo de defensa que lleve cada abogado”, sostuvo la titular de la CDHCDMX.

Sin embargo, ante la decisión de la mujer de suicidarse, junto con sus tres hijos y dos personas adultas, la ombudsperson indicó que el caso debe alertar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para que resuelva las disposiciones en materia de alienación parental, “porque la posibilidad de que a uno de los padres se le retire la custodia de sus hijos, no está acorde con el respeto a los derechos humanos”, comentó.

Añadió que este caso, debe servir de ejemplo para que la SCJN resuelva a la brevedad las disposiciones en materia de alienación parental, que están vigentes en la Ciudad de México, el tema de que se pueda retirar la custodia al padre o madre por la supuesta figura de la alienación, que no está reconocida en estándares internacionales, pero no es un concepto reconocido en materia psicológica y que se estableció por una legislación que actualizó la normatividad en materia familiar.

“Pero si vemos con preocupación, porque es algo que nosotros pedimos a la Corte que lo revisará y analizará. Y aunque un juez lo quiera implementar, tiene un fundamento legal que no está acorde a los derechos humanos. La alienación parental va en contra del interés superior de la niñez, y lamentablemente se puede utilizar legalmente en instancias jurisdiccionales”, señaló.

Destacó que está en espera de tener el acercamiento con la SCJN, “para tener algún alegato y confiamos en que más bien se respeten los estándares internacionales y no se deje un precedente que afecte ahora en temas de derechos familiar, donde no se está viendo el interés superior de la niñez, donde pareciera que existen figuras que no están reconocidas ni siquiera en materia sicológica”, dijo.

ShareThis