Inicio

CDHDF atiende 120 quejas de damnificados en CDMX

A menos de un mes del sismo del 19 de septiembre pasado, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) atiende 120 quejas, principalmente, por la incertidumbre jurídica que enfrentan gran cantidad de damnificados, informó la presidenta de ese organismo, Nashieli Ramírez Hernández, al adelantar que presentará un informe especial y emitirá dos recomendaciones a las autoridades capitalinas al respecto.

Entrevistada al concluir la conferencia “Directrices para la Reconstrucción con Enfoque de Derechos Humanos”, la ombudsperson reveló que la primera recomendación que prepara, es por omisiones previas al sismo, pues hay espacios o cosas que se debieron haber evitado y documentó violaciones relacionadas con la autoridad, no solo cuestiones entre particulares.

Mientras que la segunda, está relacionada con la violación al derecho de vivienda de mucha gente, que ha sido desplazada, vive con parientes o no cuenta con un techo para hacerlo, provocando que sufran un auténtico viacrucis.

Por ello, sostuvo que la autoconstrucción y edificación de viviendas sin evidencia científica, que no resistirían otro temblor, han sido algunas salidas, “porque no hemos vislumbrado rutas de emergencia y todavía no están claros los métodos para avanzar en una reconstrucción integral”, comentó.

En tanto, durante la conferencia “Directrices para la Reconstrucción con Enfoque de Derechos Humanos”, Nashieli Ramírez señaló que la reconstrucción, “no sólo se basa en ladrillos, sino en lograr una articulación cultural, de involucramiento de la comunidad, y donde la gente participe”, dijo.

Reveló que diariamente, la CDHDF recibe tres quejas, aunque muchas se quedan en el área de servicios y otras han sido atendidas, “de lo contrario, tendríamos mil acumuladas y solo hay 120. Pero no hay día en que no se encuentre una nota que hable de la fallida reconstrucción”, señaló.

Explicó que el principal problema que enfrentan los damnificados es el de tenencia de la tierra, porque no cuentan con papeles o certeza jurídica, a lo que se suma el financiamiento, que se ha dado de manera muy lenta, así como evitar que este proceso se convierta en un negocio.

Hasta el momento, reconoció, no ha habido ningún desalojo forzado de damnificados, pero la insuficiencia de Directores Responsables de Obra (DRO) y capacidad técnica, por parte de las autoridades, ha provocado que la gente resuelva su problema como pueda.

ShareThis