Inicio

CDMX-Senado coordinan crisis de mantos acuíferos

Gobierno capitalino y Senado de la República acordaron trabajar, de manera conjunta, para atender la problemática de la sobreexplotación del manto acuífero, el abasto de agua potable y el control de inundaciones en la Ciudad de México.

Este martes legisladores y especialistas en el tema, se reunieron con la Ejecutivo local, Claudia Sheinbaum Pardo, para abordar temas como el programa ambiental y cambio climático local que se presentó la semana pasada, así como para entregar diversas propuestas para atender la situación generadas en el seminario “Abasto, superación de inundaciones y reciclamiento del agua en la ciudad y Valle de México”, realizado en la Cámara de Senadores.

Entre las acciones sugeridas por los investigadores y que entregaron a los senadores: Beatriz Paredes, Martí Batres y Patricia Mercado, quienes a su vez las hicieron llegar a la Sheinbaum Pardo, destacó la necesidad de establecer presupuestos multianuales; obras para el mejoramiento del drenaje, generar espacios verdes y captación de agua de lluvia; así como fortalecer la coordinación interinstitucional en el área metropolitana.

En la reunión, el director del Centro Regional de Seguridad Hídrica UNAM-Conagua-Unesco, Fernando González Villarreal, comentó que históricamente se han generado crisis por exceso o falta de agua en la ciudad cada 25 años, provocadas por la sobre explotación del manto freático, el cual está en riesgo de que se agote en unos pocos años.

Reveló que la capacidad de recarga de recarga acuífero de la ciudad es de 25 metros cúbicos por segundo, pero se extrae el doble; es decir, 50 metros cúbicos por segundo.

Lo anterior ha tenido como consecuencia problemas de hundimiento diferenciales, al grado de que hay zonas, como el centro de la ciudad, donde se ha llegado a 10 metros; es decir, una profundidad mayor a la del Lago de Texcoco, que era el punto más bajo del Valle de México.
Estos hundimientos, agregó el funcionario, provocan, además, la ruptura de tuberías de agua y drenaje, así como que los edificios se inclinen, cuya reparación es muy costosa, pues se calcula en 20 mil millones de pesos por año.

ShareThis