Inicio

Centro contra Adicciones de GAM unificó familias

De enero a agosto del presente año, el Centro de Prevención y Atención a las Adicciones de la delegación Gustavo A. Madero (CPAAGAM) contribuyó a reunificar a más de mil 100 jóvenes con sus familias, al acudir en busca de apoyo y tratamiento totalmente gratuitos, que les permitió reintegrarse a la vida social plena, desintegrado a causa del consumo de drogas.

En el lapso señalado, destacó la autoridad, este Centro ha ofrecido más de nueve mil 100 servicios, entre los cuales consultas médicas, psicológicas, talleres de contención, acondicionamiento físico, culturales y de oficios, sin restricción de clase social, género o creencias religiosas.

Explicó que a los pacientes les fue ofrecido apoyo desde acción preventiva, orientada a la población de diversas edades –principalmente los jóvenes– hasta personas que se iniciaron, están en abstinencia o dependencia de algún tipo de droga, para lograr su reincorporación al trabajo y los estudios, en completo uso de sus capacidades físicas y mentales.

A fin de advertir a padres e hijos en la forma en que las adicciones afectan a la familia y a la sociedad, el CPAAGAM ha realizado un intenso y constante trabajo de difusión entre la población juvenil, por medio de pláticas médicas de prevención y talleres psicológicos, porque la salud de los maderenses es uno de los principales ejes rectores del trabajo delegacional.

Además, dijo, en sus instalaciones, localizadas en Avenida San Juan de Aragón y Atzacoalco, colonia Constitución de la República, se hace una valoración, brindándole consulta psicológica y seguimiento médico al paciente, además de apoyo a su familia, a través de talleres de contención, actividades culturales y educativas que le ayudan con la recuperación del adicto.

De igual forma, son apoyados con jornadas informativas y pláticas en escuelas y espacios públicos, las cuales permiten prevenir, tanto a los jóvenes como a sus familias, sobre todo a los que están entre los 12 y los 25 años, que son las edades de mayor vulnerabilidad.

La adolescencia, se les explica, es la fase de mayor riesgo, ya que se le conoce como “etapa de rebeldía”, en la cual se cuestiona todo lo que represente autoridad y tienden a ignorar los límites y reglas familiares, lo cual ocasiona problemas.

ShareThis