Inicio

Entre democracia y legitimidad

Es innegable el capital político con el que el Presidente electo llega al ejercicio del poder.

El punto quizá radica en el tipo de democracia que somos y tenemos. Democracia representativa. Es decir, un sistema en el que votamos por representantes quienes son depositarios no sólo del ejercicio del poder político, sino de las decisiones que tal poder implica.

En otras palabras, nosotros delegamos el poder de decisión en lo ejecutivo sobre todo.

La decisión de someter a una consulta popular el tema de la construcción del NAICM es sin duda un error. Hay temas técnicos detrás. que hacen inviable que la gente o “el pueblo” decida en lo abstracto, respecto de un tema tan relevante y especializado. Y es que no se puede someter a la decisión popular, en un ejercicio de democracia directa que nuestro país aparte no prevé, una decisión de ese tipo.

Los visos de corrupción detectados, es claro que deben ser investigados, pero de ahí a que se deba dar marcha atrás a un proyecto cuya cancelación implicaría una pérdida por mas de cien mil millones de pesos, eso, es otro tema. Sobre todo, en un país en el que verdaderamente no estamos como para ese tipo de dispendios.

Pero aparte de la consulta convocada y aprobada en torno al tema referido, llaman la atención las formas del eventual nuevo gobierno. La legitimidad con la que llega AMLO es tal, que no requiere desde un punto de vista formal, hacer ejercicios como la consulta en comento. Más aún, el someter a una consulta popular el tema del NAICM, se torna en un escenario que no se antoja halagüeño si es que cada decisión de cierta envergadura, va a ser materia de un cuestionamiento al “pueblo”. Los gobiernos en las democracias representativas, están llamados y obligados a materializar a través de políticas públicas viables, decisiones ejecutivas que redunden en el bien público. El punto es, que “el pueblo”, como entidad abstractamente concebida, poco sabe en torno a temas especializados como lo es la viabilidad o no de un aeropuerto. Mucho se comenta respecto de la imposibilidad de operar dos aeródromos en simultáneo; sin ser experto en la materia, lo cual es claro, me parece que Londres lo maneja muy bien con varios.

En otras palabras, de que se deben revisar los contratos adjudicados, me parece incluso, una obligación hacerlo. Máxime, si se toma en cuenta el altísimo nivel de corrupción que atestiguamos en el sexenio que termina. Pero de ahí a botar al caño semejante cantidad de dinero en un país que no tiene notoriamente una economía boyante, también es un tema que se debe valorar.

Esperemos que las valoraciones que se hagan, no lleven aroma de venganza política porque es entonces que la legitimidad se pierde.

Esperemos, que el equipo que se encargue de hacer las evaluaciones pertinentes no se deje influir, que es difícil, por las agendas políticas y verdaderamente, tome en cuenta criterios de eficiencia que nos beneficien como país en lo económico y en lo social.

Mtro. Marcos Joel Perea Arellano

Abogado por el ITAM (Summa Cum Laude; 2001). Egresado del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Diplomado en Parlamentos, Democracia e Integración, por la Organización de Estados Americanos (OEA), el ITAM, State University of New York y el Parlamento Centroamericano.

Mtro. en Ciencia Política por The University of Birmingham, Inglaterra (Becario de excelencia del Gobierno Británico bajo el esquema British Council Chevening Scholarships del 2002 al 2003 énfasis en políticas públicas sociales, diseño institucional, análisis político, teoría democrática, teorías de justicia e historia de las ideas).

Colaboró en la Secretaría de la Función Pública federal como Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2007-2008); Director de Responsabilidades Zona Norte en la Secretaría de Educación Pública (2008-2009); Titular del Área de Quejas en la Secretaría de Educación Pública (2009-2010) y Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en el Instituto Mexicano del Petróleo (2010-2012).

Actividades Académicas. Ha impartido cátedra de Teoría Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y en el ITAM de derecho empresarial a nivel licenciatura. A nivel Posgrado, ha impartido el módulo de Procedimiento de Responsabilidades Administrativas en el Diplomado respectivo, tema respecto del cual, realiza investigación independiente y ha sido ponente en diversos foros federales y locales a invitación de instituciones públicas y privadas. Desde enero de 2015 es catedrático en la Universidad Anáhuac (Campus México Sur) de la asignatura de Evolución de los Sistemas Jurídicos.

Actualmente, es asesor jurídico-político del Consejero Electoral Lezama Barreda en el Instituto Electoral del D.F.; abogado litigante y consultor en derecho administrativo disciplinario, estrategias digitales de candidatos y vinculación ciudadana.

Síguelo en Twitter:@MJPereaA