Inicio

Imaginaciones, ocurrencias y cercanías

De imaginaciones y ocurrencias están plagados los remedos de propuesta que han planteado los candidatos a la Presidencia. Son verdaderamente demenciales y es más, no me cabe la menor duda de que ni ellos mismos se las creen. De hecho, me preocuparía mucho más, pensar que se encuentran convencidos de semejantes barbaridades.

Y es que si un ingreso universal es por demás inviable, el registro para avanzar de manera personalizada la realización de los gobernados y una constitución moral, no son mejores propuestas. En el vacío, en lo hueco del modelo de competencia política que tenemos, las propuestas se han vaciado también y cualquier absurdo parece propuesta.

Sin embargo, me cuestiono si no es que quizá, ponemos y le concedemos demasiada importancia a la elección de un órgano que si bien es relevante al tratarse de la primera magistratura del país, en realidad no guarda una gran cercanía con nosotros y tampoco influye sustancialmente en nuestra forma de vida si es que lo pensamos en términos de la relación que se establece a partir de la representación política que se busca configurar con la votación.

Dicho de otro modo, es el espacio cercano el que mayor importancia tiene. Debemos como ciudadanos, procurar una mejor representación política en el entorno inmediato de nuestra vida, ahí donde importan porque impactan, las políticas públicas. En tal sentido, es mucho más relevante que nos informemos y ejerzamos un profundo escrutinio respecto de nuestros candidatos a alcaldes, diputados locales y federales y eventualmente, senadores.

No me entienda mal el amable lector. Claro que no ignoro el hecho de que cada seis años pareciera importar mucho más la persona que el proyecto, el carisma que la capacidad y/o la fachada por encima del interior. No soy tal tipo de inocente y tal candidez la he perdido ya hace tiempo.

Mi punto es que la democracia no es tal, si no se ejerce en el entorno cercano, inmediato y con el que por ende, en realidad se tiene contacto. Debemos ocuparnos de mejorar el espacio próximo y exigir la responsabilidad de quien resulte electo. El medioevo ha quedado atrás y con él, la idea de que los gobernantes pueden hacer y deshacer porque tienen una concesión otorgada de una vez y para siempre.

Es la desvinculación con la realidad la que hace que se hagan propuestas que por su inviabilidad y nivel de absurdo, no es siquiera posible etiquetarlas como tales. Pero en cierta medida, somos corresponsables de semejante comportamiento de los órganos electos hacia nosotros. Nos dejamos engatusar en discusiones que les importan a ellos y a nosotros, en poco nos afectan.

Vivimos en un mundo de apariencias en el que la simulación, la fachada y lo que se vea en los medios o redes sociales, es lo que recibe una valoración por parte del ciudadano de a pie.

A este panorama, debemos sumar el hecho de que el incremento en el nivel de debate, no se favorece con el modelo de comunicación política prevaleciente para efectos de los procesos electorales.

Las instituciones electorales han caído en el error de regular en exceso. El paternalismo en relación con lo que se puede decir y lo que no, actualmente raya en lo ridículo. No es posible acallar la discusión de lo que nos atañe, no es sano, no es siquiera razonable.

Antes se regulaba el ruido, hoy se ordena el silencio cuando lo que nos urge es hablar.

Mtro. Marcos Joel Perea Arellano

Abogado por el ITAM (Summa Cum Laude; 2001). Egresado del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Diplomado en Parlamentos, Democracia e Integración, por la Organización de Estados Americanos (OEA), el ITAM, State University of New York y el Parlamento Centroamericano.

Mtro. en Ciencia Política por The University of Birmingham, Inglaterra (Becario de excelencia del Gobierno Británico bajo el esquema British Council Chevening Scholarships del 2002 al 2003 énfasis en políticas públicas sociales, diseño institucional, análisis político, teoría democrática, teorías de justicia e historia de las ideas).

Colaboró en la Secretaría de la Función Pública federal como Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2007-2008); Director de Responsabilidades Zona Norte en la Secretaría de Educación Pública (2008-2009); Titular del Área de Quejas en la Secretaría de Educación Pública (2009-2010) y Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en el Instituto Mexicano del Petróleo (2010-2012).

Actividades Académicas. Ha impartido cátedra de Teoría Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y en el ITAM de derecho empresarial a nivel licenciatura. A nivel Posgrado, ha impartido el módulo de Procedimiento de Responsabilidades Administrativas en el Diplomado respectivo, tema respecto del cual, realiza investigación independiente y ha sido ponente en diversos foros federales y locales a invitación de instituciones públicas y privadas. Desde enero de 2015 es catedrático en la Universidad Anáhuac (Campus México Sur) de la asignatura de Evolución de los Sistemas Jurídicos.

Actualmente, es asesor jurídico-político del Consejero Electoral Lezama Barreda en el Instituto Electoral del D.F.; abogado litigante y consultor en derecho administrativo disciplinario, estrategias digitales de candidatos y vinculación ciudadana.

Síguelo en Twitter:@MJPereaA