Inicio

Una vuelta más

De nueva cuenta, llega el momento de arrancar la última hoja del calendario porque hemos completado una vuelta más al sol. Porque el tiempo, esa invención humana implacable, no cesa en su correr.

Siempre, se plantea uno mejorías para el año que comienza, propósitos, deseos. Volteamos atrás con el afán de capitalizar algo de lo ocurrido y nos reubicamos en el hoy, buscando aplicarlo. Reflexionamos.

El que termina, fue un año de profundos cambios en nuestro país. La llegada de Morena al poder y de AMLO a la Presidencia de la República, son elementos que redefinirán muchas cosas en modos, que aún tendremos que esperar para saber si operaron en el fondo de los problemas que se pretendían abatir o tan sólo en la superficie, en la forma.

Los reveses económicos, salida de capitales y costos financieros y sociales que habremos de asumir, derivados de decisiones tomadas previamente pero disfrazadas de democráticas en unos casos, y en otros, de ocurrencias e incontinencia verbal de algunos legisladores; nos indican que falta experiencia y oficio político en varios. Los “errores de dedo” en el proyecto y planteamiento de un Presupuesto, no son justificables bajo supuesto alguno. Se plantea privilegiar programas sociales que fueron promesas de campaña pero que poco promueven la muy requerida meritocracia. Se busca generar igualdad cuando requerimos equidad.

Debemos promover el desarrollo pero no hay con qué y lo que había, no será para eso. Las cancelaciones de proyectos, reversas a reformas hechas previamente y el modo de tomar las decisiones, nos costarán a todos. La lógica que se sigue no es de un mejoramiento progresivo, sino de una reconstitución o reinicio. La Cuarta Transformación pretende ser un nuevo comienzo, desde cero. Con instituciones virtuosas de modo automático por haber emanado del movimiento y encontrarse así, presuntamente legitimadas de origen. Los mexicanos sin embargo, ya conocemos esa historia del siglo pasado cuando un partido se envolvió en la bandera de la Revolución e incluso, incorporó los colores patrios en su emblema. En otras palabras, ya sabemos a dónde nos lleva esa senda.

En diversas instituciones, ha habido despidos masivos. Miles de personas han quedado fuera pero a los denominados “NINIS” como a los migrantes, se les ofrece apoyo. El nuevo gobierno llega con sus huestes a tomar control de la maquinaria, haciendo algo que Fox y Calderón no hicieron jamás (quizá por eso pudo regresar el PRI). Se están controlando las plazas desde los mandos medios inferiores, hasta donde el PAN generalmente no llegó.

Se habla de austeridad republicana y de un servicio público no endiosado. Nadie podría estar en desacuerdo con ello, creo yo. Las formas y medios, son los que preocupan. El conflicto con el poder judicial y el instigar a la gente en su contra, son modos políticos, es ejercicio de poder para alinear a los llamados “indolentes y desconsiderados” jueces, cuando esa no es la verdad. La recurrente polarización con la que se perciben desde la Presidencia las cosas y el correspondiente lenguaje usado por ésta para describirlas y transmitir su visión, es poco congruente con la versión de una unión nacional que se nos vendió en un principio. La gente crítica no es neofascista ni rebelde y no se gobierna solamente para el votante afín.

Esto apenas comienza en realidad. Aprendamos de lo ocurrido y de lo que vemos.

Así es, hemos completado una vuelta más. Esperemos que la siguiente sea eso y no, una serie de vuelcos.

Mtro. Marcos Joel Perea Arellano

Abogado por el ITAM (Summa Cum Laude; 2001). Egresado del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Diplomado en Parlamentos, Democracia e Integración, por la Organización de Estados Americanos (OEA), el ITAM, State University of New York y el Parlamento Centroamericano.

Mtro. en Ciencia Política por The University of Birmingham, Inglaterra (Becario de excelencia del Gobierno Británico bajo el esquema British Council Chevening Scholarships del 2002 al 2003 énfasis en políticas públicas sociales, diseño institucional, análisis político, teoría democrática, teorías de justicia e historia de las ideas).

Colaboró en la Secretaría de la Función Pública federal como Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2007-2008); Director de Responsabilidades Zona Norte en la Secretaría de Educación Pública (2008-2009); Titular del Área de Quejas en la Secretaría de Educación Pública (2009-2010) y Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en el Instituto Mexicano del Petróleo (2010-2012).

Actividades Académicas. Ha impartido cátedra de Teoría Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y en el ITAM de derecho empresarial a nivel licenciatura. A nivel Posgrado, ha impartido el módulo de Procedimiento de Responsabilidades Administrativas en el Diplomado respectivo, tema respecto del cual, realiza investigación independiente y ha sido ponente en diversos foros federales y locales a invitación de instituciones públicas y privadas. Desde enero de 2015 es catedrático en la Universidad Anáhuac (Campus México Sur) de la asignatura de Evolución de los Sistemas Jurídicos.

Actualmente, es asesor jurídico-político del Consejero Electoral Lezama Barreda en el Instituto Electoral del D.F.; abogado litigante y consultor en derecho administrativo disciplinario, estrategias digitales de candidatos y vinculación ciudadana.

Síguelo en Twitter:@MJPereaA