Inicio

Ciudadano tras el espejo

Por Marcos Joel Perea Arellano

Entre la neutralidad y lo humano

En días recientes, las redes sociales se han encendido en torno al tema de la decisión de nuestro gobierno de mantenerse al margen de los pronunciamientos en contra del gobierno de Maduro e incluso, su desconocimiento como gobierno legítimo por parte de la comunidad internacional.

La autoproclamación de Juan Guaidó como “Presidente encargado” de Venezuela (lo que sea que ello signifique) y el beneplácito con que dicho acto fue recibido y reconocido por la Casa Blanca y numerosos gobiernos de América Latina, en México fue motivo de otra omisión o acto (dependiendo de qué lado del espectro se perciba); pues el gobierno mexicano decidió mantener la postura de reconocer como presidente legítimo de aquella nación, a Nicolás Maduro. Pero es que siendo serios, el señor sigue siéndolo aunque ello nos desagrade pues la figura de Presidente Encargado no existe como tal en el sistema jurídico venezolano, aunque la idea de lo que ocurre por allá justo ahora, nos agrade.

Nos falta

Nos falta y no sólo gasolina. Desde el principio hizo falta comunicación cierta y clara. La sociedad alemana y la japonesa hicieron su parte de sacrificio para levantar sus naciones de mano de los gobiernos en turno. Colombia si bien perfectible, tuvo un plan integral de acción para combatir la delincuencia y la corrupción, que con un trazo de largo plazo, rindió frutos.

Nadie en su sano juicio, prefiere la situación anterior en la que de modo sistemático éramos robados en las gasolineras con litros incompletos, venta de premium por magna o cualquier otro truco que en el mercado de gasolinas, se inventara. Aseverar lo contrario, revela claramente a mi parecer, un desequilibrio en las prioridades y un acomodaticio juego individual.

Una vuelta más

De nueva cuenta, llega el momento de arrancar la última hoja del calendario porque hemos completado una vuelta más al sol. Porque el tiempo, esa invención humana implacable, no cesa en su correr.

Siempre, se plantea uno mejorías para el año que comienza, propósitos, deseos. Volteamos atrás con el afán de capitalizar algo de lo ocurrido y nos reubicamos en el hoy, buscando aplicarlo. Reflexionamos.

División de Poderes?

En días recientes, se ha encendido una polémica que flaco favor nos hace a todos.

La división de poderes es como concepto, resultado de la experimentación humana con el modo en el que se puede templar y moderar el poder para que no sea absoluto y en consecuencia, que no avasalle todo a su paso. Los ensayos de representación política y controles, comenzaron desde hace muchos siglos y poco a poco, diversas sociedades los adoptaron con el objeto de amarrar las cadenas de un soberano que constantemente luchaba por salir victorioso de cualquier reyerta. Así, se buscó que no sólo un interés político prevaleciera.

Si el poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente. La centralización de funciones, el acaparamiento de cargos, puestos, comisiones, decisiones y demás; es obvio que carga los dados en favor del actual Presidente. La mesura y el control de las acciones así, jugarán un importante papel en las medidas que haya de adoptar o no, el nuevo gobierno.

Mtro. Marcos Joel Perea Arellano

Abogado por el ITAM (Summa Cum Laude; 2001). Egresado del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Diplomado en Parlamentos, Democracia e Integración, por la Organización de Estados Americanos (OEA), el ITAM, State University of New York y el Parlamento Centroamericano.

Mtro. en Ciencia Política por The University of Birmingham, Inglaterra (Becario de excelencia del Gobierno Británico bajo el esquema British Council Chevening Scholarships del 2002 al 2003 énfasis en políticas públicas sociales, diseño institucional, análisis político, teoría democrática, teorías de justicia e historia de las ideas).

Colaboró en la Secretaría de la Función Pública federal como Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2007-2008); Director de Responsabilidades Zona Norte en la Secretaría de Educación Pública (2008-2009); Titular del Área de Quejas en la Secretaría de Educación Pública (2009-2010) y Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en el Instituto Mexicano del Petróleo (2010-2012).

Actividades Académicas. Ha impartido cátedra de Teoría Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y en el ITAM de derecho empresarial a nivel licenciatura. A nivel Posgrado, ha impartido el módulo de Procedimiento de Responsabilidades Administrativas en el Diplomado respectivo, tema respecto del cual, realiza investigación independiente y ha sido ponente en diversos foros federales y locales a invitación de instituciones públicas y privadas. Desde enero de 2015 es catedrático en la Universidad Anáhuac (Campus México Sur) de la asignatura de Evolución de los Sistemas Jurídicos.

Actualmente, es asesor jurídico-político del Consejero Electoral Lezama Barreda en el Instituto Electoral del D.F.; abogado litigante y consultor en derecho administrativo disciplinario, estrategias digitales de candidatos y vinculación ciudadana.

Síguelo en Twitter:@MJPereaA