Inicio

Ciudadano tras el espejo

Por Marcos Joel Perea Arellano

Con los bueyes detrás de la carreta

Tras la reciente resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en relación con la Ley de Movilidad de la CDMX y el cuestionamiento que le ocupaba respecto de la constitucionalidad de diversas disposiciones de la misma y que entre otras modalidades, regulan el derecho a la manifestación pública mediante un aviso previo dado a las autoridades con cuarenta y ocho horas de antelación; el máximo tribunal de nuestro país avaló las medidas previstas en la mencionada Ley.

Lo relevante de la resolución desde mi humilde punto de vista, radica en que la Corte decide así respecto del modo en el que la autoridad administrativa puede aplicar normas legales en sentido estricto, para administrar y hacer convivir de una mejor manera, dos derechos humanos fundamentales como lo son el referido de manifestación y el de libre tránsito y/o movilidad; siempre, dentro del respeto irrestricto a los derechos humanos, que toda autoridad del Estado mexicano debe guardar.

Desdenes y derechos humanos

La semana anterior, en su muy particular estilo, el ex “city manager” de la Delegación Miguel Hidalgo de la CDMX, Arne aus den Ruthen evidenció a otra pésima servidora pública de la capital de nuestro país. En esta ocasión se trató de la titular del Juzgado Cívico 2 de Azcapotzalco quien en las redes sociales se ganó a pulso el mote de #LadyTopo. El motivo, en resumidas cuentas, su negativa a iniciar de modo expedito procedimientos en cumplimiento de su obligación como Juez y consecuentemente, la violación a los derechos humanos de diversos denunciantes que al acudir a la instancia mencionada, no fueron debidamente atendidos y satisfechos en su derecho fundamental a la justiciabilidad en virtud de un (ahora público) desdén por los derechos humanos por parte de la servidora pública referida.

Entre acciones y reacciones

Después de que la Legislatura del Estado de Jalisco, aprobara la iniciativa de reforma constitucional local presentada en su momento por el diputado independiente Pedro Kumamoto, en el sentido de retirar el fuero a los servidores públicos de dicha entidad, el Jefe de Gobierno de nuestra capital se apresuró a advertir que “el fuero es impunidad” y “un gran lastre”.

Aunque aún se requiere que al menos sesenta y tres cabildos jaliscienses aprueben también la iniciativa referida, llama poderosamente la atención que el tema cobre centralidad en la CDMX y ahora si, hasta los actores principales de la política capitalina volteen hacia ese tema que tanto les ha favorecido en el pasado y a nosotros los ciudadanos, tanto nos ha lesionado a pesar de haber sido un reclamo desde hace más de una década.

Emergencias ambientales, decretos y remiendos

En un país como el nuestro, en el que la realidad se considera modificable por decreto, es claro que la Ciudad de México no iba a ser la excepción.

Y es que a partir del viernes anterior, se dice que “terminó la emergencia ambiental”.

En la práctica, eso significa entre otras cosas, que volverán a circular en la capital del país y su zona metropolitana, nada menos que 5.5 millones de autos diario; amén de que según las versiones oficiales, los capitalinos habrán de enfrentar nuevos sistemas de verificación vehicular mucho más estrictos y consistentes en dos procesos: el tradicional que todos conocemos y uno con resultados presuntamente, imposibles de falsificar. Todo ello, para garantizar la calidad del aire y como resultado de la aplicación de la nueva norma federal en materia de emisiones contaminantes que permitirá, se dice, sacar a poco más de un millón de vehículos de circulación de modo definitivo en lo que resta del año.

Mtro. Marcos Joel Perea Arellano

Abogado por el ITAM (Summa Cum Laude; 2001). Egresado del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Diplomado en Parlamentos, Democracia e Integración, por la Organización de Estados Americanos (OEA), el ITAM, State University of New York y el Parlamento Centroamericano.

Mtro. en Ciencia Política por The University of Birmingham, Inglaterra (Becario de excelencia del Gobierno Británico bajo el esquema British Council Chevening Scholarships del 2002 al 2003 énfasis en políticas públicas sociales, diseño institucional, análisis político, teoría democrática, teorías de justicia e historia de las ideas).

Colaboró en la Secretaría de la Función Pública federal como Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2007-2008); Director de Responsabilidades Zona Norte en la Secretaría de Educación Pública (2008-2009); Titular del Área de Quejas en la Secretaría de Educación Pública (2009-2010) y Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en el Instituto Mexicano del Petróleo (2010-2012).

Actividades Académicas. Ha impartido cátedra de Teoría Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y en el ITAM de derecho empresarial a nivel licenciatura. A nivel Posgrado, ha impartido el módulo de Procedimiento de Responsabilidades Administrativas en el Diplomado respectivo, tema respecto del cual, realiza investigación independiente y ha sido ponente en diversos foros federales y locales a invitación de instituciones públicas y privadas. Desde enero de 2015 es catedrático en la Universidad Anáhuac (Campus México Sur) de la asignatura de Evolución de los Sistemas Jurídicos.

Actualmente, es asesor jurídico-político del Consejero Electoral Lezama Barreda en el Instituto Electoral del D.F.; abogado litigante y consultor en derecho administrativo disciplinario, estrategias digitales de candidatos y vinculación ciudadana.

Síguelo en Twitter:@MJPereaA