Inicio

Congreso aprueba cambios a Ley de Alcaldías de CDMX

Con 60 votos a favor y uno en contra, este jueves el Congreso de la Ciudad de México aprobó modificaciones a la Ley Orgánica de Alcaldías, entre las que destacan disminuir requisitos para la titularidad de las unidades administrativas de Administración, Asuntos Jurídicos, así como Obras y Desarrollo Urbano, además de que tampoco deberán someterse a procedimientos de capacidad comprobados.

Sin embargo, previo a la votación del dictamen, de nueva cuenta hubo fallas en el procedimiento parlamentario, por lo que durante la discusión, el coordinador del PAN, Mauricio Tabe Echartea, exhortó a la Mesa Directiva que explicar qué iban a votar.

“A ver, nada más, presidente (José de Jesús Martín del Campo), porque aquí se ha dado ya una confusión en el Pleno. Lo que estamos votando y preguntaría a la secretaría, lo que estamos votando son los artículos reservados en los términos del dictamen, es correcto, en bloque”, preguntó el panista con el rostro enrojecido, debido a que la incapacidad del encargado de la Mesa Directiva sólo generó confusión entre los diputados locales.

De igual forma, desde su curul hicieron uso de la voz la diputada de Morena, Valentina Vania Batres; el perredista, Jorge Gaviño Ambriz; y el panista, Federico Döring, quienes intentaron que el “incapaz” Martín del Campo explicara el sentido de la votación.

Incluso, el panista Jorge Triana en forma por demás irónica pidió: “Dirían los clásicos, no nos hagamos bolas. Es muy sencillo y me voy a remitir a nuestro Reglamento. No tenemos por qué venir a descubrir el hilo negro de absolutamente nada. Artículo 130: todos los dictámenes serán discutidos y votados en votación nominal en lo general y en lo particular”, sostuvo como profesor de primaria ante el desconcierto de los congresistas.

Empero, la “aplanadora” morenista y “cómplices” desecharon las dos reservas: la primera, del artículo 73, propuesta por la panista Margarita Saldaña, sobre la necesidad que los funcionarios de las citadas áreas contarán con experiencia laboral y profesional, y no con una sola; y la segunda, al artículo 31, propuesta por el priista Guillermo Lerdo de Tejada, sobre la estructura de la Alcaldía, para que confirme al proyecto de presupuesto y el presupuesto en sí, sino que éste fuera avalado por los Concejales.

Aunque nada de eso fue incluido en la nueva Ley de Alcaldías, por lo que ahora los titulares de las unidades Administrativas, Asuntos Jurídicos, así como Obras y Desarrollo Urbano, deberán contar con experiencia académica o profesional y no con ambas, además de que tampoco deberán someterse a procedimientos de capacidad comprobados.

Mientras que el Concejo podrá contar con auxiliares administrativos para desempeñar sus funciones, y el pago de esto será cubierto por las Alcaldías, aunque, no precisaron cuánto personal por concejal.

Asimismo, el Alcalde determinara su estructura y organización, además tendrá 60 días hábiles (dos meses) para adecuar los espacios físicos de la sede del Concejo.

En tanto que el cargo de secretario Técnico del Consejo, lo podrá ejercer un servidor público de la propia Alcaldía, y será elegido por el alcalde, mientras que los concejales deberán ratificarlo.

Beneplácito.- Por su parte, luego de ser aprobadas las reformas la Ley Orgánica de Alcaldías, el grupo parlamentario del PAN, en conferencia, externó su beneplácito, “porque con ello fueron aceptados alrededor del 80 por ciento de lo que propusimos”, comentó el coordinador, Mauricio Tabe Echartea.

Aclaró que la iniciativa fue impulsada por el vicecoordinador, Christian Von Roehrich, la cual buscaba robustecer las facultades administrativas de las 16 demarcaciones y les brinda autonomía financiera.

De acuerdo con Tabe Echartea, se trata de la primera iniciativa en materia de Alcaldías que ahora será ley en su totalidad.

“En un punto relevante fortalecer la autonomía de las alcaldías; una lucha histórica del PAN por fortalecer a los gobiernos locales autónomos y desligarlos de las riendas centralistas con las que estaba organizado el modelo político de la Ciudad de México”, soslayó sin ocultar su alegría aún con los problemas que generó el presidente de la Mesa Directiva por su inexperiencia para conducir el trabajo legislativo.

ShareThis