Inicio

Congreso aprueba la Ley de Cultura Cívica

En medio de acalorada confrontación entre los diputados de Morena y “cómplices” contra los partidos de oposición en el Congreso local, fue aprobada la Ley de Cultura Cívica, con 22 votos a favor y 16 en contra, lo cual da sustento jurídico a las Fotocívicas y, además, permite que una pena de cárcel pueda ser conmutada por horas de trabajo comunitario.

Sin embargo, antes de la votación, el diputado local del PAN, Federico Döring Casar, alegó que “nunca se ha regularizado una pifia de este calado en la historia del Congreso Federal o Local”, por lo que denunció que este Congreso está comportándose, “como sastre legislativo, manufacturando a la medida del Ejecutivo algo que violentó de origen el marco jurídico”, sostuvo en tribuna.

Esto lo señaló con relación a que las Fotocívicas están en vigor desde el pasado 22 de abril, a pesar de que no se había reformado la ley para darle sustento jurídico.

El panista acusó que “el propio diputado de Morena, (Eduardo) Santillán, ha declarado en medios de comunicación, que hubiera sido más deseable y pulcro que se mandara la iniciativa antes de la promulgación del Reglamento (de Tránsito), lo cual no se hizo”, lamentó.

Empero, Santillán Pérez tomó la tribuna y aclaró que “el Reglamento de Tránsito no es reglamentario de la Ley de Cultura Cívica, sino reglamento de la Ley de Movilidad”, la cual, alegó, “ya era el sustento jurídico de las Fotocívicas”.

Argumentó que el tema de fondo, “es que desaparecen las Fotomultas, que han representado una etapa oprobiosa para la Ciudad de México, y ojalá con esa misma vehemencia –le respondió al panista--, hubiera defendido a los ciudadanos contra el Reglamento de Tránsito que estableció multas desproporcionadas”, señaló con ironía.

Ante ello, el coordinador del PRD en el Congreso local, Jorge Gaviño Ambriz, aseguró que “es una falacia” que hayan eliminado las multas, “porque ustedes –los de Morena--, en primer lugar, no están quitando el recurso de la multa, pues ésta sigue y el infractor puede pagar con tiempo, en económico o encerrado en un lugar; es decir, tienen tres posibilidades”, explicó.

Durante la discusión en lo particular, el diputado del PRI, Guillermo Lerdo de Tejada Servitje, presentó una reserva para que la sanción de trabajo comunitario aplique al conductor del vehículo y no al dueño de la unidad, pero el Pleno del Congreso, con mayoría de Morena y “cómplices”, la desechó.

Pero vanos resultaron los alegatos, corajes y amplias exposiciones del PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, pues Morena, con el apoyo de sus “cómplices”, como del PVEM, PT y PES, avalaron esta nueva Ley de Cultura Cívica, que ahora deberá publicarse este viernes en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, para entrar en vigor el próximo sábado.

Con ello, queda legalizado el trabajo comunitario, como una forma de sanción por cometer diversas infracciones en la CDMX, pero en ningún caso, las horas por trabajo comunitario, se realizarán dentro de la jornada laboral del infractor; en ese sentido, la persona podrá señalar los días, horas y lugares en que cumplirá su sanción. Es decir, el infractor podrá hacer y deshacer a su antojo el pago de su falta.

Aunque eso sí, los trabajos a favor de la comunidad son: limpieza, pintura o restauración de centros públicos educativos, de salud o de servicios, de bienes dañados por la persona infractora, realización de obras de ornato en lugares de uso común, así como obras de balizamiento limpia y reforestación.

De igual forma, deberá dar pláticas a vecinos relacionadas con la convivencia ciudadana o actividades relacionadas con la profesión, ocio u ocupación de la persona infractora.

También, podrá participar en talleres, exposiciones, muestras culturales, artísticas y/o deportivas; asistir a cursos, terapias o talleres diseñados, para corregir su comportamiento en materias de autoestima; escuela para padres; relación de pareja; cultura de paz; prevención de adicciones; violencia familiar; equidad de género; o, cultura vial.

ShareThis