Inicio

La Mirada

Se escucha desde el colectivo que el movimiento de los ojos visibiliza los procesos del pensamiento humano y en ocasiones puede revelar los sentimientos más íntimos, e incluso la metáfora "los ojos son el espejo del alma"... y en ese contexto un curiosear "que dicen tus ojos".

También se conoce que la tecnología actual puede registrar y dar seguimiento al movimiento de los ojos y el punto donde se fija la mirada. Mediante una cámara, se focaliza uno o los dos ojos, y se graba sus movimientos mientras el sujeto observa una sucesión de estímulos, entre sus aplicaciones frecuentes está la relacionada con la mercadotecnia. En ocasiones pienso, que aun sin cámaras y desde la perspectiva de una mirada de mujer observada, es común escuchar: aquella persona me "escaneo" lascivamente o bien... con el suave barrido de sus ojos.

Escribir de la mirada de los humanos, fue sugerido por un amable lector de esta columna -percibo de buena fe- apunta que considerando mis años de experiencia laboral en el sistema penitenciario, desea conocer algunas de mis observaciones respecto a: la "mirada" en personas presentadas en medios como probables responsables de un delito; la "mirada" entre las personas recluidas en las cárceles; y de ser posible una recomendación a nivel de prevención personal al transitar en la calle. Un buen reto fijado por el lector.

Una afirmación compartida de un especialista determina: "la forma de mirar fijo, sin variante, es un medio de amenaza para muchos animales como así también para el hombre".

El referido especialista destaca un ejercicio: "Usted está sentado en espera de un turno o en un parque concurrido, seleccione a una persona a la vista; quédesele viendo fija y detenidamente. El individuo que usted está observando inmediatamente percibirá que unos ojos lo acechan y empezara a buscar al culpable; cuando los ojos de ambos se encuentren, el apenas lo mirará uno o dos segundos para después desviar la mirada; pasado unos segundos el volverá a mirar para ver si usted los sigue observando. Si es así, el individuo se empezará a sentir incomodo y esa incomodidad se tornará en ira si usted no lo quita los ojos de encima".

Los propios especialistas refieren que estos movimientos son estudiados por la kinésica o quinésica, y en ocasiones forma parte del "juego de poder" en la comunicación, desde las miradas hasta los que optan por ser invisibles... Existen protocolos sociales al respecto y es muy importante respetarlos.

Se dice que cuando dos animales del mismo sexo se encuentran, cruzan miradas y uno la desvía; ambos confirmaron el lugar que se asignaron en el "escalafón" de la vida. Esto probablemente también sea cierto entre los hombres... tema para acotar desde la niñez, a partir de nuestra mirada de inclusión e igualdad social.

Puntualizando los comentarios solicitados:

a) En estos tiempos, hemos sido testigos de diferentes tipos de miradas de las personas presentadas en medios;

b) En las cárceles se viven toda la gama de miradas. Ejemplos: los primeros días de encierro, al llegar visita familiar, el 24 y 31 de diciembre, enterarse del fallecimiento del ser querido o despedirlo físicamente desde las aduanas; al conocer de la sentencia por largos años; el veredicto a favor, al observar en el calendario transcurrir del tiempo en apoyo y ganando días mediante el trabajo penitenciario; la mirada serena de quienes "les ha caído el veinte" y optan por la reinserción social y otros más... cada caso tiene su propia mirada, la carcelaria en general es triste.

Concluimos, en la vida cotidiana más allá del "saber" interpretar el catalogo de códigos corporales del emisor y sus miradas extremas desde la "seductora" hasta la "agresiva" que dependen de emociones, estados mentales e intenciones, mejor evitar la comunicación con personas no conocidas... un buen inicio de prevención.

Antonio Hazael Ruiz Ortega
Nace el 17 de agosto de 1970 en la Ciudad de México, es Licenciado en Derecho por la Universidad La Salle A.C. (1989 - 1994), con especialidades en Derecho Penitenciario por la Universidad de Buenos Aires, Argentina (1994 - 1995) y en Criminología por la Universidad de Salamanca, España. (1995 - 1996). Es candidato a Maestro en Planeación y Gestión Educativa.
Con más de 20 años de experiencia en el Sistema Penitenciario del Distrito Federal, también ha desempeñado otros cargos dentro de la administración pública local.

Es especialista en:

* Criminología
* Derecho Penal
* Sistemas Penitenciarios
* Administración de Prisiones
* Arquitectura Penitenciaria
* Clasificación Criminológica
* Perfiles Delincuenciales
* Tratamiento Técnico-Penitenciario
* Análisis del Fenómeno de la Delincuencia Organizada.