Inicio

Delegados acusan a titular de Secfin de ‘esconder’ recursos

Contrario a lo que asegura el secretario de Finanzas capitalino (Secfin), Edgar Abraham Amador Zamora, de que las finanzas de la Ciudad de México, “son muy sanas”, resultado de mantener una política tributaria equitativa y con sustentabilidad financiera, así como de una mayor eficiencia en la asignación de los recursos, aunado al uso responsable y sostenible de la deuda, los jefes delegacionales se quejan de que “esconde” el dinero o bien se los entrega tarde, por lo que resulta imposible utilizarlo para el rubro para el que fue asignado.

Prueba de ello, es que a casi dos meses y medio de que concluya el presente año, hasta el momento no ha entregado el presupuesto para la construcción de las universidades que está previsto construir en las delegaciones Álvaro Obregón y Coyoacán, además del grave retraso de las partidas presupuestales para las 16 jefaturas delegacionales, lo que ha ocasionado malestar en los capitalinos quienes, ante esta situación, son los más afectados.

Además, es secreto a voces el malestar entre funcionarios del gabinete ampliado de la Ciudad de México, pues aseguran que “Edgar Amador es desleal y se expresa muy mal del doctor (Miguel Ángel) Mancera y hasta de Andrés Manuel López Obrador, independientemente de que se ha confrontado con asambleístas del PRI, PAN, PRD y Morena, a quienes califica de ignorantes”, revelaron los entrevistados.

Incluso, organizaciones civiles aseguran que Edgar Amador, “se siente el dueño de los dineros de la capital”, por lo que anunciaron que en los próximos días, una vez que quede superada la crisis por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado, realizarán diversas manifestaciones afuera de su domicilio, no en la sede de la Secfin.

Créditos.- Por otra parte, Amador Zamora informó que con un fondo de cuatro mil millones de pesos, el Gobierno capitalino ayudará a la reconstrucción de vivienda en la CDMX, mediante la entrega del créditos de hasta dos millones de pesos a las personas damnificadas.

Durante un recorrido por el módulo instalado en Doctor Lavista 144, colonia Doctores, el encargado de la política financiera de la capital explicó que con este mecanismo de cupón cero, las personas que obtengan dicho crédito, sólo pagará un interés anual fijo de nueve por ciento a 20 años.

Sostuvo que a diferencia de los créditos otorgados por la banca comercial, “a la gente no se le exigirá un cobro por apertura de línea de crédito, un enganche y el pago del principal, solo los intereses que pueden ir de ocho mil a 15 mil pesos mensuales, según un crédito de un millón o dos millones de pesos, respectivamente”, comentó.

Detalló que la tasa promedio anual es de 10.40 por ciento, “por lo que estamos por debajo de ese monto y a 20 años, la cantidad a pagar por el beneficiario será mucho menor”, al destinarse 800 millones de pesos de los tres mil que se tienen del fondo de contingencias.

Amador Zamora sostuvo que dicho monto crece casi cuatro veces más, por el apoyo otorgado por la sociedad hipotecaria, con lo cual se atenderán a los propietarios de las viviendas afectadas en los más de tres mil inmuebles afectados, identificados en el censo elaborado por el Gobierno capitalino.

En el módulo instalado este lunes comenzó a orientarse a las personas, cuya vivienda quedó en condiciones de inhabitabilidad o sufrieron daños estructurales y tienen solución, para lo cual deben presentar el dictamen de seguridad estructural avalado por la autoridad competente de la Ciudad de México.

De igual forma, dijo, tendrán que presentar acta de asamblea de condóminos, donde se apruebe la obra de reparación estructural, y en caso de edificios se destinarán hasta 20 millones de pesos, comprobante de ingresos, aprobar análisis de crédito y autorización para consulta en buró de crédito.

“El cumplimiento con las licencias y permisos necesarios, incluyendo el dictamen del DRO, y del corresponsal estructural también es necesario, para acceder al crédito, pero seremos flexibles y veremos cómo ayudar a la gente”, afirmó.

Empero, puntualizó, que la institución a su cargo contará con muchos filtros para evitar la entrega de apoyos a quienes no son damnificados, como ocurrió con el apoyo de tres mil pesos para renta, cuyos cheques los recibieron decenas de personas sin ser damnificados y contra quienes ahora el Gobierno capitalino procederá penalmente, en caso de que no reintegren el dinero.

ShareThis