Inicio

Esquina bajan

En el Distrito Federal el reciente aumento a las tarifas del transporte público trae a la memoria la vieja y peligrosa costumbre de las moscas, los valientes que con tal de ahorrar unos centavitos viajaban de colgados del camión o trolebús.

Las nuevas tarifas podrían tentar a varios revivir esta arriesgada práctica.

El anuncio sorprendió a los capitalinos que durante la Semana Santa se ocuparon menos de prestar atención a las noticias y aquellos que tuvieron la fortuna concretar las planeadas vacaciones se encontraron con la novedad y además de buscar la manera de recuperarse de los gastos realizados durante los días de esparcimiento deberán cuidar más sus ingresos pues hasta el viaje en microbús les saldrá más caro, ya que el Gobierno del Distrito Federal decidió publicar en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el incremento que de pesito en pesito, a partir del miércoles 3 de abril comenzó a caer de peso.

Para quienes trabajan manejando microbuses, camiones, y taxis, este ajuste puede parecer justo, ya que el alza en el precio del combustible dificultaba mes a mes sacar las cuentas pero por parte de los usuarios se espera que esto se refleje también en un aumento en la calidad del servicio y que el Gobierno del Distrito Federal recorte gastos innecesarios y pague sus deudas sin endosarle la factura a los habitantes de la Ciudad.

El Jefe de Gobierno debe explicar porque este aumento que pudiera ser necesario se realizó sin respetar el artículo 81 de la Ley de Transporte y Vialidad que señala que las tarifas han de revisarse durante el tercer trimestre del año emitiendo la resolución hasta el cuarto trimestre.

Esta acción demuestra que la tan repetida oferta con la que se pretende distinguir esta administración, la frase “decidiendo juntos” no incluye a los ciudadanos, al menos no durante el periodo que transcurre de una elección a otra. Aunque esto no debe causar extrañeza dado que ha sido una lógica de los gobiernos perredistas en la capital.

Tomar en cuenta a los capitalinos ha sido una simulación y una propuesta incumplida desde hace 15 años por lo que habría que gritar: esquina bajan y cambiar de ruta, modificar el destino de nuestra Ciudad. Es momento de exigir a nuestro Jefe de Gobierno una política ciudadana en la que las voces, las opiniones y los derechos de los que habitamos en el Distrito federal sean respetados y considerados para las acciones de gobierno

Es también tiempo de solicitar cuentas claras y transparencia al gobierno de la Ciudad en el que rara vez encontramos manera de acceder al vagón del diálogo y parece cancelada la ruta de la democracia.

Obdulio Ávila
Obdulio Ávila Mayo nació el 17 de Octubre de 1974, es Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma.

Ingresó al partido Acción Nacional el 14 de Septiembre de 1994.

En el 2009 Obdulio Ávila Mayo fue candidato a la Jefatura Delegacional de Coyoacán.

Es consejero regional y nacional desde 2004. Asimismo, es miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PAN a propuesta del Presidente del PAN Germán Martínez, desde 2007.

Síguelo en Twitter: @obdulioA