Inicio

¿De qué se trata?

El primero de abril comenzó una pesadilla para la familia de la pequeña Valeria. Tal como en la historia de Alicia en el país de las maravillas, el señuelo fue un conejito y ahí comenzó un calvario que desafortunadamente ocurre con frecuencia y en el que la mayoría de las historias no tienen un desenlace afortunado.

La aventura de la pequeña Valeria la llevó de Texcoco a El Salvador, la importancia de que las autoridades mexicanas analicen detenidamente el trayecto radica en que siguiendo la pista se puede llegar al fondo de al menos una de las redes dedicadas al tráfico de personas.

Estamos en el año 2013 y cuestiones como la esclavitud o la falta del reconocimiento de los seres humanos como personas, independientemente de su edad, raza, sexo o religión deberían ser temas del pasado. Comerciar con la vida, con la libertad de una persona no puede seguir siendo un asunto que se perciba como lejano y con el que convivamos día tras día.

El caso de Valeria captó la atención de los medios y de la sociedad porque ella logró regresar sana y salva a su casa. ¿Qué hay de aquellos hogares que viven con la incógnita, con el dolor, con la esperanza de que al menos el niño, la joven, el hermano o hija esté con vida?

La ley general contra la trata de personas, al igual que otras herramientas jurídicas que pretenden terminar con el delito en el que se trafica a las personas como objetos con precio pero sin valor, requieren diagnósticos precisos y ajustes que permitan mayor operatividad, eficiencia y eficacia.

Combatir la trata de personas y atender los factores que facilitan a los delincuentes y criminales echar sus redes, separar familias y cambiar destinos es tarea de todos, de autoridades, legisladores, sociedad civil y familias. Independientemente del destino final, la prostitución, la adopción ilegal o el tráfico de drogas, por ejemplo, hemos de combatir como sociedad las causas desde la raíz.

Mujeres, niños, población indígena o indocumentados son los grupos más vulnerables, las víctimas de este delito que afecta a la sociedad en su conjunto. Quedan grandes pendientes para erradicar por completo la corrupción, para fortalecer la coordinación entre niveles de gobierno y dependencias y cerrar el paso a quienes comercian con la vida y los destinos de los mexicanos.

Esta batalla, se gana desde la casa, con la prevención y atención y se combate atendiendo los principales retos de México y de cualquier país, la pobreza, la educación y la inequidad en el acceso a oportunidades; por ello, durante los últimos años se trabajó por un México más próspero más justo y hacia futuro la responsabilidad es avanzar y no dar ni un paso atrás.

Obdulio Ávila
Obdulio Ávila Mayo nació el 17 de Octubre de 1974, es Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma.

Ingresó al partido Acción Nacional el 14 de Septiembre de 1994.

En el 2009 Obdulio Ávila Mayo fue candidato a la Jefatura Delegacional de Coyoacán.

Es consejero regional y nacional desde 2004. Asimismo, es miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PAN a propuesta del Presidente del PAN Germán Martínez, desde 2007.

Síguelo en Twitter: @obdulioA