Inicio

El transitar de México

El 2012 se despide de los mexicanos como un viajero que se marcha con nostalgia. El nuevo año llega aparentemente sin mucho estruendo, pero trae en las maletas expectativas y oferta de cambios, de oportunidades y de un futuro promisorio. En México remplazaremos el calendario y el partido en el gobierno será distinto al que encabezó los trabajos de la Administración Pública Federal durante los últimos doce años.

En la cena de fin de año hay quienes suelen apresurarse para que cada campanada vaya acompañada con una uva, con un deseo, con la esperanza de que cada propósito se haga realidad; sin embargo, ese frenesí se va perdiendo conforme pasan los días, las semanas y los meses. Los propósitos, los cambios, las transformaciones no ocurren simplemente con desearlos, es necesario comprometerse y esforzarse por cumplirlos.

México termina este año con transformaciones profundas, algunos no habían nacido cuando los deseos de que la alternancia en el gobierno se definiera por el voto libre de los ciudadanos eran tan sólo una aspiración, cuando los ciudadanos no podían imaginarse como los protagonistas de sus destinos, cuando la división de poderes se encontraba en los textos pero no en la práctica.

México ha cambiado y tal y como lo señaló el Presidente Felipe Calderón en su mensaje de agradecimiento a los mexicanos que hace seis años le dieron un voto de confianza y el privilegio de servir al país encabezando y representando a los mexicanos, los triunfos son de todos los que diariamente se esforzaron por cambiar a la nación con trabajo y compromiso.

En el sexenio que concluye el diálogo y la transparencia se consolidaron como pilares de una manera nueva manera de gobernar. Distintas maneras de expresión encontraron foros y escenarios, las voces de los ciudadanos se alzaron y fueron escuchadas, atendidas, integradas a la toma de decisiones.

El nuevo gobierno inicia con otros proyectos, pero los objetivos no varían, la seguridad de los mexicanos se señala como prioridad porque en esta materia como en la economía, en la salud y en el camino democrático por el que estamos transitando no puede darse un solo paso atrás.

La transformación de México se ha dado en lo social, en lo político, en lo cultural. México cuenta hoy con instituciones fuertes, que responden y sirven a los mexicanos. Esta transición que se ha caracterizado por la cooperación, la comunicación y la participación responsable de quienes entregan y de quienes reciben la responsabilidad de gobernar a México, es un hecho inédito que refleja este país distinto, moderno, democrático.

Los mexicanos esperamos que se consolide el acuerdo político nacional, el consenso por el bien común. El transitar de México no puede detenerse, la agenda común, la que priorice el interés de los ciudadanos requiere ser atendida. Las condiciones están dadas para que los mexicanos sigan conquistando metas, continúen consolidando el México más justo, más próspero libre y democrático. Para que el deseo de que a México le vaya bien, ese deseo compartido por los mexicanos pueda hacerse realidad, porque el camino andado vale la pena, México se lo merece.

Obdulio Ávila
Obdulio Ávila Mayo nació el 17 de Octubre de 1974, es Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma.

Ingresó al partido Acción Nacional el 14 de Septiembre de 1994.

En el 2009 Obdulio Ávila Mayo fue candidato a la Jefatura Delegacional de Coyoacán.

Es consejero regional y nacional desde 2004. Asimismo, es miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PAN a propuesta del Presidente del PAN Germán Martínez, desde 2007.

Síguelo en Twitter: @obdulioA