Inicio

Ilícitos de ‘Los Diablitos’, no deben quedar impunes

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Fedeal (CDHDF), Nashieli Ramírez Hernández, denunció que en el caso de la banda “Los Diablitos”, integrada por menores de 14 años, que aprovechaban el tráfico para asaltar automovilistas con armas de juguete, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina no aplica la normatividad y ha permitido que los delitos queden impunes.

“Aquí están mal aplicados los protocolos y la ley. Lo que la ley dice, es que ningún menor de 14 años puede ser imputable. Entonces ninguno puede ser presentado como tal a la autoridad. Lo que no quiere decir que no haya elementos, para que los propios adolescentes conozcan que lo que hicieron no está en lo correcto, y de que hay maneras de aplicar básicamente en el sentido de que no lo puedes seguir haciendo”, sostuvo.

La ombusdperson recordó que hay una normatividad dentro de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, en la cual menciona lo que se tiene que hacer con menores de 12 años que estén cometiendo faltas administrativas o de este tipo de delitos.

“La normatividad no dice que pueden hacer lo que sea, ni que los papás pueden ir por ellos sin que pase nada. Se tiene que investigar qué hacen los papás y cuáles son los procesos de los niños. Porque no podemos dejar el mensaje de que a los niños de 12 años, pueden hacer cosas fuera de la ley y nada pasa. No debe dejar pasarse la ley, y ese es el problema”, reiteró.

Entrevistada luego de presentar la recomendación 10/2018, Ramírez Hernández destacó que la PGJ tendría que seguir estos casos, ver qué tipo de acciones se podrían implementar relacionadas con reinserción y trabajo con padres. Pero no decir que no se puede hacer nada”, exigió.

Ajustes.- Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) capitalino, Álvaro Augusto Pérez Juárez, consideró que este caso de “Los Diablitos”, es buena oportunidad para ajustar la Ley de Justicia para Adolescentes, ya que es uno de los mayores imperativos frente al grave panorama delictivo que priva en la CDMX.

Entrevistado luego de inaugurar la Reunión Nacional de Juzgadores, el magistrado sostuvo que existe materia que permite realizar modificaciones constitucionales, aunque esas reformas deben realizarse en el plano del Sistema Penal Acusatorio, que rige la materia penal a partir de junio de 2016.

Todo ello, dijo, es consecuencia de la detención en dos ocasiones de dos niños de 12 y 13 años, en la zona de Constituyentes, acusados de asaltar a automovilistas, y en ambos casos los menores quedaron libres y regresaron al seno familiar, sin castigo.

“A nosotros nos corresponder aplicar las leyes, pero también debemos ser muy respetuosos de los derechos humanos, no solamente de los indiciados, sino de las víctimas. Aunque creo que debe venir el ajuste del nuevo sistema de manera integral. De tal suerte que los jueces contemos con las herramientas técnicas, para que dentro de un marco legal y con estricto apego a los derechos humanos, se pueda solventar en beneficio de la sociedad”, afirmó.

Pérez Juárez destacó que, si las leyes son flexibles en algún punto, como en el caso de los dos chicos que portaban un arma réplica para cometer el ilícito, en el nuevo sistema penal, la prisión es excepción y no regla y eso es lo que el legislador debe visualizar.

“Hay que recordar que el tema de menores es sumamente delicado, porque cuando éstos delinquen realmente, quien está fallando es la sociedad. En consecuencia, debemos preocuparnos y ocuparnos en que se dé una reinserción adecuada, en lugar de una represión. La represión, bajo ninguna circunstancia, debe considerarse como una opción, además de que la prisión debe de ser una excepción y, en el caso de menores, no podemos bajo ninguna circunstancia hablar de prisión”, aclaró.

Agregó que la responsabilidad de la sociedad y del Estado es fomentar la reinserción de los adolescentes y, en caso, de que un adulto los incite, también deberá recaer el peso de la ley sobre él.

ShareThis