Inicio

Inseguridad, provoca baja del turismo internacional

Luego de admitir que la inseguridad que vive la Ciudad de México, ha sido factor para que turistas extranjeros decidan no volver, la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, pidió a embajadores y cónsules mexicanos coadyuvar para mejorar la imagen de la ciudad.

Al participar en la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules, la Ejecutivo local comentó que la idea es recolocar a la capital en el extranjero, a través del programa “Ciudad de México, capital cultural de América”.

“Queremos recolocar a la ciudad en el lugar que estaba, no quiere decir que la ciudad haya perdido todo no es cierto, pero el tema de la inseguridad y muchos otros han evitado que la gente regrese a la capital. Entonces queremos recolocar a la ciudad este programa cultural. Nos parece muy importante y, evidentemente, requerimos de toda su ayuda para poder llegar a este punto”, destacó.

Ante el cuerpo diplomático, Sheinbaum Pardo presentó su plan de acción para la CDMX, a través de seis ejes: Ciudad innovadora y de derechos; Ciudad sustentable; Movilidad; Cero agresión y mayor seguridad; Capital cultural de América; e Innovación y transparencia.

En este contexto, aprovechó para solicitar el apoyo de los diplomáticos, con el propósito de posicionar a la Ciudad de México como la capital cultural de América latina.

“La Ciudad de México no le piden nada a ninguna ciudad del mundo. Tenemos cultura, galerías y museos. Lo único es que hay que potenciar, eso de distintas maneras, es que con una serie de eventos nos permitan traer a las personas”, enfatizó como si fuera maestra de primaria oficial.

Corrupción.- Además, Sheinbaum Pardo aseguró que trabaja para reposicionar a la capital como una entidad de derechos, segura, turística, digital, cultural y competitiva, dispuesta al intercambio con otras localidades e, incluso, naciones del mundo.

Con miras a combatir la corrupción que heredaron del pasado gobierno, sostuvo que trabaja en la digitalización de todos los trámites administrativos, “a fin de que no exista espacio posible a dicho mal que le cuesta mucho dinero a la ciudadanía”, comentó.

Empero, reconoció que será en dos años cuando queden consolidados los 300 centros que llamó pilares, donde de manera integral atenderán a más de 700 mil jóvenes que no sólo podrán retomar sus estudios desde primaria hasta profesional, sino que tendrán alternativas de deporte, cultura y capacitación, “para alejarlos de la delincuencia”, resaltó.

“Sin duda la inseguridad es el principal problema de la ciudad, que inhibe a que mucha gente regrese como turista, por lo que se trabaja para mejorar este aspecto, por medio de la innovación tecnológica, como es el caso del C-5, que se quedó rezagado por problemas técnicos y de interoperabilidad”, mencionó.

Ante diplomáticos de diversos países, la morenista aseguró que los nuevos encargados de este sistema de videovigilancia, laboran para lograr la interconectividad de las cámaras del Gobierno capitalino, con las de bancos, Metro, Metrobús e, incluso, de empresas privadas.

Reconoció que parte del problema, es que este sistema tiene una interconexión de postes que data de 2008 y no cuenta con fibra óptica, por lo que espera que el problema se pueda superar en seis meses.

Sostuvo que al Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C-5), más que dejarlo como un sistema de seguridad, pretenden convertirlo en un centro de inteligencia de la CDMX y de atención de emergencias.

“Es inadmisible que en una de las ciudades más importantes del mundo, tarde hasta hora y media en llegar una ambulancia para atender una emergencia. Pero esto más que problema de recursos, es un tema de interconexión institucional que permita que el número 911 se convierta en un aglutinador de distintas instancias de gobierno”, agregó.

Por otra parte, en materia de movilidad comentó que hay un proyecto muy ambicioso, que tiene como fin fortalecer el Metro y las empresas públicas de transporte de pasajeros, asignando recursos para adquirir nuevas unidades.

Destacó que este año habrá una sola tarjeta para acceder a los sistemas de transporte público de la CDMX, y para el próximo año impulsará una mica de prepago, además de que caminará hacia la electromovilidad, como sucede en muchos ligares del mundo.

Para ello, dijo ante los representantes diplomáticos, se requiere avanzar en un sistema de financiamiento que permita realizar el recambio del transporte público de pasajeros en la capital, porque el hecho de que existan los microbuses, pese a ser obsoletos, es debido a un problema de financiamiento.

“Mientras no se mejoren los salarios en el país, los precios del pasaje del transporte se mantendrán como están, por lo que se deben buscar esquemas de financiamiento que permitan sustituir el sistema de transporte obsoleto”, enfatizó.

ShareThis