Inicio

Intrincada comparecencia de ombudsperson en la ALDF

Definitivamente la presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Distrito Federal (ALDF), Nashieli Ramírez Hernández, no la tuvo fácil en su comparecencia ante el Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), pues sólo “sus compañeros” de Morena la defendieron, mientras que el PRD fue la que más se ensañó con ella, al no ofrecer resultados en estos casi cuatro meses que está al frente de ese organismo.

Sin embargo, la controvertida luchadora social presentó el informe de resultados anuales de las acciones realizadas en la institución, que en su mayoría realizó su antecesora, Perla Gómez Gallardo, de quien los morenistas agradecieron no haber sido reelecta en el cargo, “derrotando así a quienes desde esta Asamblea y desde el Gobierno capitalino querían seguir cubriéndose las espaldas”, destacó en su participación Arnulfo César Cravioto, coordinador de ese partido en el Antiguo Recinto de Donceles.

Ramírez Hernández se equivocó al creerle a sus “amigos y protectores” de Morena que la diligencia sería “tranquila y de simple trámite”, pues le garantizaron que sólo cumpliría con un mandato de ley, al dar cuenta de las labores sobre la protección, defensa, vigilancia, estudio, educación y difusión de los derechos humanos, así como de las recomendaciones hechas ante las presuntas violaciones a esas garantías.

Aunque desde el posicionamiento de los diputados de cada uno de los nueve partidos políticos representados en la ALDF, se dejó entrever el complicado camino que tendría Nashieli, quien en noviembre pasado fue elegida casi de última hora presidenta de la CDHDF, debido a que quien ocuparía el cargo, Musio Hernández Guerrero, cometió el “error” de adelantarse al nombramiento y optó por rendirle cuentas al líder de Morena capitalino, Martí Batres. Pero los asambleístas nunca se imaginaron que Nashieli también formaba parte de ese grupo político.

La coalición parlamentaria del Partido del Trabajo, Nueva Alianza y Humanista, a través de Juan Gabriel Corchado, destacó la importancia de que la Comisión sea garante de los derechos básicos del ciudadano, y dejar de defender a los infractores de la ley, sobre todo en los casos del joven Marco Antonio Sánchez Flores, alumno de la Preparatoria 8 de la UNAM, y del actor Alejandro Axel Arenas Reyes, que se le privó de su libertad presuntamente por ser el autor de un homicidio, pero que finalmente resultó ser falso, “y de los cuales la CDHDF nada ha dicho”.

Mientras que el diputado de Movimiento Ciudadano, Armando López Campa, destacó que en la Ciudad de México hay un fortalecimiento de los derechos humanos, debido a que en la Constitución local amplió el catálogo de derechos y garantías para quienes viven o transitan por la capital, lo cual ha beneficiado a los delincuentes, mientras que la CDHDF sólo actúa como mera espectadora de esta situación.

Más adelante, Fernando Zárate Salgado, del PVEM, reconoció la labor que se ha realizado en el fortalecimiento de órganos autónomos, ciudadanía e instituciones, pero consideró que a raíz de los sismos de septiembre pasado, “consideró que la labor de la CDHDF ha dejado mucho que desear, pues hasta ahora no ha hecho algún pronunciamiento ante esta situación y que, al parecer, sólo benefició a las inmobiliarias”, dijo.

Mientras tanto, el PRI denunció que a pesar de que la ciudad tiene una herencia de conquista de derechos humanos, aún prevalece desigualdad en materia de protección civil y servicios.

A su vez, el PAN invitó al organismo a generar, en coordinación con los integrantes de la VII y última Legislatura de la ALDF, una norma que permita hacer una modificación desde una perspectiva en materia de derechos, pues le recordaron que cuando era aspirante al cargo, aseguró que iba a hacer énfasis a los mecanismos de mediación, “pero desafortunadamente en su informe no encontramos nada relativo al mismo”, igual que en el tema vinculado con la reinserción social juvenil, “de lo que tampoco ha hecho algo al respecto”.

Empero, la perredista Rebeca Peralta León fue la que más criticó la labor de Nashieli Ramírez, al no pronunciarse hasta el momento sobre los feminicidios, por lo que le exigió robustecer las campañas para concientizar a la población del respeto a los derechos humanos, así como emprender más programas y campañas en escuelas, colonias, pueblos y barrios de la Ciudad de México.

“Si bien la violencia no se debe combatir con más violencia, sí es necesario endurecer las sanciones penales contra las y los imputados por estos delitos, garantizando los derechos de las partes a un juicio justo, sin que esto implique una revictimización para una de ellas. Esto es un tema muy sensible socialmente, pues en diversas ocasiones nos hemos dado cuenta de cómo puede revictimizarse el imputado”, lamentó la perredista.

Además, Peralta León lamentó lo poco o nada que la CDHDF ha hecho con respecto a las agresiones que han sufrido recientemente las personas en situación de calle, principalmente en la delegación Cuauhtémoc, “porque aun cuando está claro que no le toca a la Comisión realizar labores de seguridad, ni de desarrollo social para rescatar a estas personas, pero sí le corresponde elaborar una campaña para concientizar a la ciudadanía”, sostuvo la asambleísta.

Recordó la representante popular que por lo menos van tres casos de los ataques que sufren estas personas, sobre todo cuando duermen o bajo los efectos de alguna droga, a quienes inhumanos sujetos les prenden fuego y que por ahora ha provocado la muerte de una persona.

Ante ello, salió en defensa de la ombudsperson el líder de Morena en la ALDF, César Cravioto, para más tarde ser imitado por Aleida Alavez –la Cachorra de Bejarano, como mejor se le conoce--, quienes destacaron la labor de la funcionaria, “porque la forma de ayudar a la sociedad es con organismos independientes y autónomos, condición que guarda, en la actualidad, esta Comisión”, señalaron los morenistas.

“Después del camino recorrido para su designación, nos alegra que la sociedad civil participativa, no la simuladora ahora disfrazada de sociedad civil, haya obligado a desembocar en un nombramiento que dé autonomía e independencia a la Comisión, derrotando así a quienes desde esta Asamblea y desde el Gobierno de la Ciudad querían una reelección para seguir cubriéndose las espaldas”, dijo Cravioto Romero.

ShareThis