Inicio

Saber detectar mentiras no tiene precio (Parte II)

Estimadísimos lectores y colaboradores del Zocalodf, es un placer reencontrarnos nuevamente a través de estas líneas. Lo prometido es deuda y aquí tienen la segunda parte.

En términos de detección de engaño el ser humano ha desarrollado varios métodos, sin embargo, ninguno es efectivo al 100%. El problema es que el analista cree que la máquina que utiliza le mostrará todos los indicios que debe saber y -con esa idea en la mente- evaluará y juzgará a otro ser humano. Tanta confianza en su método le hace perder objetividad y olvida que sus conclusiones pueden ser erróneas, así, es muy probable que una persona veraz pase por mentiroso, o que un mentiroso pase como veraz (Juan Benavides en su libro el arte del interrogatorio científico presenta el caso del doble espía Aldrich Ames quien pasó la prueba de polígrafo varias veces durante veinte años sin ser descubierto). En mi opinión lo mejor es utilizar dos técnicas combinadas para mejorar el porcentaje de éxito y determinar con mayor exactitud si alguien miente o dice la verdad.

Usted puede utilizar el polígrafo, el análisis gramatical de textos, el monitoreo cerebral, el análisis de voz o cualquier otro método y se puede apoyar de la técnica de entrevista kinésica (detección de engaño mediante indicios conductuales).

El Dr. Paul Ekman estima que la detección de engaño mediante indicios conductuales tiene un porcentaje de efectividad del 80% (comparado con el 90% que tiene el polígrafo es un porcentaje muy bueno, y si consideramos la variable precio el beneficio puede ser mayor).

Obviamente que los analistas deben de pasar por una capacitación al respecto para saber ¿Qué preguntas tienen que formular? Y ¿en qué indicios deben fijarse? Anteriormente tuve varios alumnos que eran peritos poligrafistas con amplia trayectoria y al final del curso siempre comentaban lo útil que les había resultado conocer sobre lenguaje corporal. Ahora podían ver otros indicios que reforzaban las gráficas del polígrafo y tener mayor certeza en sus conclusiones.

Le voy a compartir algunos indicios importantes en los que se tiene que fijar para saber si alguien intenta engañarlo (en el curso revisamos muchos más; de hecho los indicios están categorizados en indicios verbales, indicios vocales e indicios corporales), ponga mucha atención pues respecto del lenguaje corporal del mentiroso existen varios mitos. También tome en cuenta lo siguiente:

a) Usted como analista en detección de engaño mediante indicios conductuales tiene un porcentaje de error (20%).

b) Siempre que realice un análisis de la conducta no verbal debe tomar en cuenta varias cuestiones (el contexto, las personas que interactúan, el lugar donde se realiza la entrevista y demás factores que pueden desviar las conclusiones)

c) Jamás llegue a conclusiones basándose en un solo gesto. Los gestos son solamente información, lo correcto es agrupar varios indicios.

Y ahora si los indicios:

1. Desliz emblemático: Es un indicio corporal muy significativo. Puede presentarse como un ligero encogimiento en el hombro (véase el capítulo uno de la serie lie to me), un puño o el dedo medio levantado. Cada uno tiene distinto significado emocional. El Dr. Ekman opina que estos indicios ofrecen la posibilidad de descubrir el engaño en el primer encuentro. Es un indicio muy poderoso pero acuérdese que lo correcto es agrupar, es decir, debe presentarse éste indicio más otro (puede ser verbal, no verbal o vocal) para ser considerado un agrupamiento.

2. Parpadeo: más confiable que el contacto visual y las claves de acceso ocular (Programación neurolingüística). El parpadeo indica la velocidad a la que se está pensando. Tome en cuenta que si el mentiroso no tiene un plan tiene que correr varios procesos mentales a la vez, lo cual hace que tenga una enorme carga mental y eso cambia sus patrones de parpadeo.

3. Cambios en el tono de voz: “Como el rostro, la voz también está vinculada con zonas del cerebro que están involucradas con las emociones. Es muy arduo ocultar algunos de los cambios que se producen en la voz cuando se despierta una emoción. Como detectar mentiras, pág. 86” Por lo anterior, al mentiroso le resultará más fácil controlar sus gestos y sus palabras que el tono de la voz.

Si quiere saber más acerca de los indicios de engaño y de la entrevista kinésica pregunte por nuestros cursos. Para mayores informes visite nuestra página www.kinesia.com.mx o síganos

en twitter @lenguajedcuerpo.

Hasta la próxima ocasión.

Enrique Cossío Hinojosa
Licenciado en Administración egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, donde se tituló con la tesis “Mercadotecnia de imagen aplicada a las campañas políticas”.

Su desarrollo profesional se ha dado principalmente en la capacitación y consultoría empresarial de manera independiente.

Ha colaborado como consultor e instructor desde el año 2003 con instituciones del sector público y privado en materia de desarrollo organizacional, comunicación e imagen tales como la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Secretaría de Economía, Cámara Nacional de Comercio (CANACO), ISSSTE, Restaurantes Hooters, hoteles Casa Inn, Club Casa Blanca, INACIPE, International Polygraph Training Center, Servicios Psicológicos Integrales de México y Academia Internacional de formación en Ciencias Forenses.

Desde 2008 es asesor especializado en comunicación no verbal. Ha dado entrevistas sobre lenguaje corporal en programas de televisión como vidaTV en el canal 4 y VibraTV en el canal 158 de cablevisión.

Actualmente imparte seminarios, conferencias y cursos sobre comunicación no verbal, psicología de la mentira, imagen profesional, detección de engaño y lenguaje corporal.

Síguelo en Twitter: @lenguajedcuerpo