Inicio

Por qué acudir a votar en la próxima elección vecinal

En un Estado democrático de derecho una de las vías pacíficas para que la ciudadanía exprese sus intereses es la participación ciudadana, ésta es una forma mediante la que el yo se convierte en nosotros.

La integración de los Comités Vecinales constituye una herramienta de la llamada democracia directa, esto es, un instrumento para que el ciudadano en forma inmediata y directa incida en la cosa pública.

Pero el ciudadano legítimamente se puede preguntar, ¿de qué sirven estos Comités?; ¿para qué integrarlos?; ¿qué hacen?; ¿en qué forma influyen en las decisiones de gobierno?; al mismo tiempo podría pensar que se trata de trámites engorrosos y de procedimientos inútiles que en nada lo benefician.

Pues bien, nada más falso que estos posibles pensamientos, ya que la participación ciudadana a través del tiempo lo que hace es fomentar la cultura cívica y esta es piedra angular para los pesos y contra pesos que siempre son necesarios como puntos de equilibrio de un Estado democrático de derecho.

Pero alguien puede preguntarse ¿qué significa eso de un Estado democrático de derecho?; ¿qué utilidad tiene para mí?; ¿en qué me beneficia?. Respuestas a estas preguntas pueden darse de diversa manera, con distintos enfoques, pero para decirlo en palabras sencillas: un Estado democrático de derecho es aquel en el que la voluntad ciudadana cuenta para las decisiones que asumen los gobernantes. Permítaseme un ejemplo coloquial, si en la casa en la que vivo se toma en cuenta mi opinión, se me escucha, se me permite tomar decisiones conjuntas para mejorarla, transformarla o modificarla, no sólo me sentiré mejor anímicamente sino veré plasmadas en la realidad mis ideas y atendidos mis intereses específicos; esto me parece que no es menor para quien ahí habita y su entorno.

Los Comités Ciudadanos tienen esencialmente un objetivo de representación directa que permite al ciudadano expresarse sin necesidad de terceros, diputados, senadores, gobernadores, etc.

La consulta sobre presupuesto participativo, sirve para que la ciudadanía incida, influya a través de proyectos en las mejoras que su colonia requiere en rubros que si bien por ahora son limitados sin duda generarán un mejor entorno y con ello una mejor calidad de vida.

En resumen, esta próxima elección vecinal y la consulta sobre presupuesto participativo para el ejercicio 2014, deben tener dos objetivos fundamentales, uno el empoderamiento ciudadano ante las diversas instancias gubernamentales para que se haga patente el peso y la importancia del ciudadano; y, otro, el seguir sembrando la semilla de la participación ciudadana y de una mayor y mejor cultura cívica en las nuevas generaciones de esta ciudad.

Alejandro Delint García
Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México; Maestro en Amparo por la Universidad Latinoamericana, y Doctor en Derecho por la Universidad Marista. 

Profesor universitario (Facultad de Derecho, UNAM) desde 1984, impartiendo diversas materias como Derecho Procesal Penal, Delitos en Particular I, Teoría del Proceso y Derecho Procesal Electoral. 

Agente del Ministerio Público Federal, Subdirector de Averiguaciones Previas en la PGR, litigante, Director de Incorporación y Promoción del Servicio Profesional y Director de Normatividad y Desarrollo Profesional en la Dirección Ejecutiva del Servicio Profesional Electoral en el IFE, Director de Normatividad y Consulta en la Dirección Jurídica del IFE, Titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos en el IEDF, Segundo y Primer Visitador General en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, y actualmente Magistrado del Tribunal Electoral del Distrito Federal.