Inicio

Mancera pide a AMLO destrabar crisis en ALDF

Sin considerar que sus palabras echarían leña a la hoguera, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, pidió a Andrés Manuel López Obrador, “jefe supremo de Morena”, intervenga para que su bancada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) deje de paralizar las labores y, en consecuencia, pueda aprobarse la iniciativa de Ley de Reconstrucción.

En conferencia mañanera, donde dio a conocer un reporte más de las acciones que realiza su administración como consecuencia del pasado sismo, el Ejecutivo local destacó que hace votos para que esta acción política concluya en el Antiguo Palacio de Donceles, donde la crisis cada vez se acrecienta, debido a que los muchachos de AMLO siguen sin aceptar la normatividad interna de la ALDF.

“Hago votos para que no vaya a haber otro plantón en la Asamblea, ya lo vivimos en Reforma. Vivirlo en la Asamblea, sería terrible. Ojalá que regresen a sus causes de normalidad. Cada quien es responsable en su terreno. Que hablen con López Obrador, dado que todo es conflicto es mera acción política; eso es clarísimo, sin duda”, enfatizó.

Por ello, insistió en llamar al presidente de Morena, “para que se pueda retirar este bloqueo legislativo a la Ciudad de México. Que no se alienten estas prácticas de bloqueos, no abonan para nada.”, comentó.

Sin embargo, dijo tener seguridad de que habrá una Ley de Reconstrucción y que será algo bueno para la ciudad, aunque advirtió, sin dirigirse en particular a Morena, sus militantes u organizaciones civiles, “no permitimos invasiones ni que se asienten en las grietas, ni en las barrancas. Habría que escuchar todas esas voces que se están oyendo… del por qué la gente está viviendo donde lo hace”, sostuvo.

Durante el evento, realizado en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Mancera Espinosa comentó que independientemente de la crisis que vive la ALDF, “tenemos que estar pensando cómo rellenamos las grietas, en lugar de haber evitado que se asentaran ahí. Eso es lo que me parece que habría que ver”, destacó sin precisar que justamente la pretensión de Morena es invadir esas zonas como lo hicieron anteriormente, y ahora estos presuntos damnificados exigen vivienda cuando vivían en terrenos no permitidos.

Por ello, el jefe de Gobierno insistió que la controvertida Ley de Reconstrucción, que tanto rechazan los morenistas, “contempla una reconstrucción nacional. Pero esto –el proceder de Morena en la ALDF-- parece una destrucción local, legislativa”, sostuvo sin medir la magnitud de los que podría acarreará, por lo que, incluso, llamó a AMLO para que intervenga como máxima autoridad de ese partido.

“Es como cuando a mí me hacen un llamado respecto de los servidores públicos de la ciudad. ¿Quién responde por ellos? Pues yo. Tengo que intervenir cuando algún funcionario se porta mal, está descarriado, si no, quién lo va a hacer. Si hay un jefe máximo, un jefe supremo, ya que se ponga orden a todo lo demás”, sostuvo en un actitud retadora y con una mueca de coraje.

Apertura.- Sobre las declaraciones del todavía jefe delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, de que no buscará la Jefatura de Gobierno por ningún partido, y de que él, Mancera Espinosa sería el abanderado por el Frente Ciudadano por México (FCM) hacia Los Pinos, respondió:

“Le reitero que el Frente, cuando se ve esta competencia aquí en la ciudad, no tiene dados marcados, ni será una elección donde se meta el jefe de Gobierno. Nosotros tenemos que cumplir con nuestra tarea, con lo que marca la ley y, por supuesto que él, al igual que otras personas, podría participar. Lo importante es que haya voluntad, ganas y después puede quedar quien sea el mejor”.

De allí que reiteró que él tomará esta decisión, porque, enfatizó, no es el titular del FCM, “lo que ha dicho la filosofía del Frente, y es lo que estamos buscando también en la parte nacional, es que haya apertura. El ejercicio nacional tendrá que ser un espejo de lo que se haga en la capital”, destacó.

Empero, sostuvo que tanto en el ámbito nacional como en la CDMX, nada está escrito, “porque las directrices del Frente es que está abierto. Y eso es lo que estamos buscando también en la parte nacional, porque si en la parte nacional ya estuviera cerrado, pues ya para qué platicamos, pues ya mejor que nos digan quién va a ser. Entonces de lo que se trata es que haya apertura”, reiteró.

Reviran.- Por su parte, el líder de Morena en la ALDF, César Cravioto, fiel a su costumbre belicosa, de inmediato le respondió a Mancera, de que, según él, “ya estamos grandecitos” para pedir opinión a López Obrador sobre lo que realizan en el Antiguo Palacio de Donceles.

Y como si en realidad fuera muy maduro e independiente en sus determinaciones, asumió una actitud retadora, de alguien autosuficiente, para aclarar que tanto él como sus demás compañeros de sector y de partido, actúan conforme a sus principios.

Incluso, aseguró que López Obrador “no es un cacique”, como Mancera Espinosa y la opinión pública lo piensan, por lo que como buen morenista lejos de asumir su responsabilidad intentó desviar el tema central para acusar a terceros.

Tan fue así que con el rostro enrojecido y casi con espuma en la boca, exigió al jefe de Gobierno, “en lugar de hacer esas exigencias a López Obrador, debería pedirle a Héctor Serrano que asesore bien a sus asambleístas”, sostuvo con temblor en los labios.

ShareThis