Inicio

Morena busca control total del Congreso local

Aun cuando la líder de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, aseguró que “no seremos gandallas”, pronto se comió sus palabras, pues una vez instalado este órgano legislativo resultó que cedió a tres de sus diputados para incorporarse al Partido del Trabajo (PT), para que éste se convirtiera, junto con el PRD, en la tercera fuerza.

Pero no sólo eso, sino también, gracias a las negociaciones –o más bien ofrecimientos--, la diputada local del PRI, Leonor Gómez Ortega, decidió renunciar a este partido, para unirse al PT, quien hasta antes de instalarse el primer Congreso de la CDMX sólo contaba con tres legisladores y ahora, con el apoyo de Morena, quedó registrado con seis.

Los dos “honestos, recto e incorruptibles” morenistas que aceptaron sumarse a la fuerza petista, son: Lilia María Sarmiento de Morena y José de Jesús Martín del Campo, lo que ayudó a que éste último consiguiera su nombramiento como presidente de la Mesa Directiva.

Sin embargo, Morena, al ser mayoría, podría quedarse también con la presidencia de la Comisión de Gobierno, la Junta de Coordinación Política y las comisiones ordinarias más importantes, las cuales quedarán definidas en los próximos días y aunque en el discurso su líder, Ernestina Godoy, dijo que no serían una “aplanadora y muchos menos gandallas”, los hechos demuestran lo contrario.

Una vez que quedaron establecidos los grupos parlamentarios, propios y extraños voltearon la mirada hacía la “honesta e incorruptible” líder de Morena, Ernestina Godoy, quien como buena empleada de “ya saben quién” se defendió bajo el argumento de que “había un error en los números; eso fue lo que pasó”, pero ya era secreto a voces que el pasado fin de semana pactaron estos movimientos, con el propósito de restarle fuerza a sus acérrimos rivales y “primos incomodos”, como son los seis diputados del PRD.

Además, descartó que estos movimientos, según ella, no es para obtener un mayor control del Congreso, “pues los viejos políticos tienen esos viejos políticos, porque siempre lo han aplicado. No vamos a caer en prácticas que hemos criticado”, reiteró con el típico semblante morenista de aparecer como víctimas o iluminados del Supremo.

Incluso, el Partido Encuentro Social (PES), que a nivel nacional y local perdió su registro por los bajo resultados en la pasada jornada electoral, por una jugarreta de sus cómplices de Morena, logró registrarse como grupo parlamentario, pues de último momento se les unió el controvertido Fernando Aboitis.

Es decir, con estas modificaciones la coalición “Juntos haremos historia”, conformada por Morena, PT y PES, lograron en conjunto una virtual mayoría con 42 legisladores.

Ante esto, grupos parlamentario quedaron de la siguiente forma: Morena, con 34 diputados (antes tenía 37); PAN, con 11; PRD, con seis; PT, con seis (tenía tres); PRI con cinco (tenía seis); PES, con dos; y PVEM, con dos.

‘Cochinada’.- Por su parte, el coordinador del PRD, Jorge Gaviño Ambriz, con el rostro enrojecido comentó que estos cambios de Morena y sus cómplices, “fueron para igualar la fuerza de mi partido y, lo más grave, obtener una doble representación, ya que se quedan con un presidente y una vicepresidenta de la mesa directiva”, denunció toda vez que al sol azteca y al PAN les correspondía presidir la mesa directiva.

“Les soy sincero, ya esperábamos esta cochinada. Aunque confiaba en que no se atreverían. Sabía que lo podía hacer y lo hicieron. No es la primera vez que un Congreso lo hace. Pero, insisto, sinceramente pensé que no harían, por la sencilla razón de que son muchos. Aunque eso poco les importó. Van por todo. Así son de ambiciosos”, explicó.

Mientras tanto, una vez instalado este primer Congreso local, estaba previsto iniciar la primera sesión ordinaria, pero finalmente decidieron suspenderla de último momento quienes ahora tienen el balón, aunque originalmente tenías previsto debatir una reforma a la Ley de Egresos para que mil 300 millones de pesos que estaban destinados a la Secretaría de Desarrollo Social, DIF y otras dependencias, fueron destinados al Fondo para la Reconstrucción.

Este punto, comentaron los coordinadores de los siete partidos que conforman el Congreso de la CDMX, será discutido este martes, cuando formalmente inicie el periodo ordinario de sesiones que se prolongará hasta el próximo mes de diciembre.

ShareThis