Inicio

Morena intenta boicotear el corredor Tlalpan-Xochimilco

Presuntos vecinos del Barrio San Marcos, delegación Xochimilco, iniciaron esta mañana una huelga de hambre, en protesta por la puesta en marcha de la gasera del Cetram Francisco Goitia, ubicada en División del Norte 550.

Sin embargo, verdaderos vecinos denunciaron que estos “huelguistas”, en realidad es gente de Morena, “porque ninguno vive en esta zona”, quienes insisten en el funcionamiento de ese centro de distribución de combustible.

Dicha gasera presta el servicio a las unidades del recientemente inaugurado corredor Tlalpan-Xochimilco, el cual es utilizado por más de 200 mil personas diariamente, algunos de los cuales reclamaron a los morenistas su proceder, que estuvo a punto de generar un enfrentamiento, el cual fue evitado por policías.

Pese a las protestas vecinales y usuarios de dicho corredor, los muchachos de Andrés Manuel López Obrador colocaron dos casa de campaña a las afueras del inmueble, para anunciar que desde ese momento comenzarán una huelga de hambre.

Incluso, los supuestos “huelguistas” ignoraron al personal del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) que llegó a ese sitio para realizar una inspección.

Los verificadores establecieron que la gasera, con razón social “Nature”, cuenta con los permisos otorgados por la Comisión de Regulación de Energía y Gas, así como el certificado único de Zonificación del Uso del Suelo, que le permite realizar: venta de gasolina, diesel o gas LP, en gasolinierías y estaciones de gas, así como comercio al por mayor de combustibles, tanques de almacenamiento y distribución de combustibles y gaseras.

Cabe destacar que la inspección se realizó por instrucciones del jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y en atención a la solicitud realizada por el jefe delegacional de Xochimilco, el morenista Avelino Méndez Rangel.

Pero eso no importó a los “ayunantes”, bajo el argumento de que Gobierno capitalino, Semovi, Invea y Oficialía Mayor, “no han respondido a nuestras solicitudes. Ya pasaron ocho días que marca la Constitución y no hemos tenido ninguna respuesta”, señaló el supuesto vecino, Marino Mejía, quien no pudo precisar su domicilio, pero aseguró que vive cerca.

Secuestro.- Más tarde, el Invea informó que una vez concluida la verificación de esa gasera, el personal fue privado de su libertad, con la amenaza de que no los liberaría hasta que clausuraran el local.

Durante la verificación a la gasera Naturale, ubicada en el Cetram Francisco Goitia, militantes de Morena se apostaron a las afueras del inmueble y advirtieron no los dejarían ir, hasta que no clausuraran el establecimiento, a pesar de que éste cuenta con los permisos necesarios.

El grupo de morenistas son encabezados por Merino Mejía y Ulises Lanz, quienes insisten en que son vecinos, pero a quienes nadie identifican como tal la gente que verdaderamente vive en las inmediaciones del centro de servicio.

Estos sujetos, dijo el Invea, azuzaron a otras personas para exigir la suspensión "ilegal" de la gasera y bloquear la salida de los funcionarios, además los amenazaron con no dejarlos ir hasta que colocaran los sellos.

Fue necesaria la presencia de elementos de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) para liberar a los verificadores que permanecían retenidos.

Ante ello, el organismo informó que presentará una denuncia penal en la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ), lugar al que fueron trasladadas por lo menos cinco personas en calidad de detenidos.

Advirtió que no va a permitir este tipo de acciones, que atentan contra la legalidad y que pongan en peligro a su personal.

ShareThis