Inicio

Partidos lamentan que violencia frena campañas en Cuajimalpa

Los partidos que conforman el “Pacto de Civilidad en la Ciudad de México” –a excepción del instituto de “ya saben quién”--, alertaron brotes de violencia e, incluso personas armadas, en la delegación Cuajimalpa, lo que ha impedido realizar su trabajo a los promotores del voto.

En un encuentro privado en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, con el secretario de Gobierno, Guillermo Orozco, el presidente del PAN capitalino, Mauricio Tabe Echartea, calificó como terrible el clima de violencia que se vive en esa demarcación, por lo que pidió al Gobierno central y delegacional atender el problema.

“Sin otro propósito más que exponer, esta realidad debe ser atendida para que evitemos que esto continúe a estos 53 días que quedan de campaña”, exigió el líder del blanquiazul.

Sin embargo, garantizó al encargado de la política interna de la CDMX y al resto de los representantes partidistas, que su partido no va a responder a los ataques, “pues consideramos que la violencia solamente genera más violencia. Pero es el momento de que esta mesa tome cartas en el asunto”, comentó.

Por su parte, el líder del PRD capitalino, Raúl Flores García, recordó que en la elección intermedia de hace tres años, Cuajimalpa fue uno de los puntos con más casos de violencia graves, que al final desaparecieron con un acuerdo entre el PRI y el PRD.

“Hace tres años esa delegación fue escenario de hechos muy graves, y no podemos dejar que escale la violencia. Por ello, apelo a que se atiendan las denuncias que se han hecho”, soslayó el perredista.

A su vez, el representante del Partido Humanista (PH), Luciano Jimeno Huanosta, afirmó que no debe negociarse la ley y desde el Pacto de Civilidad no se deben permitir los actos de violencia, por lo que si se logra identificar a los responsables, se debe quite el registro.

“Cualquier acto de violencia no agrava solo a un partido, sino agravia a todos los partidos y a la ciudadanía. Esta mesa ha sido creada para dialogar, pero no para negociar la ley. No puede quedar nada más en el diálogo. Manifestamos nuestra más profunda protesta en lo que sucede ahí y en cualquier otro lado”, destacó el también asambleísta del PH.

Mientras tanto, el representante de la delegación Cuajimalpa aseguró que la violencia también afecta a las campañas del PRI, por lo que dijo que a nadie le conviene el clima de enfrentamientos.

“Si la Jefatura Delegacional puede hacer algo. Estamos desde luego pendientes y atentos al tema. Hemos conocido vías redes sociales problemas entre brigadistas entre las principales fuerzas que compiten en la demarcación”, apuntó.

Ante este panorama, el secretario de Gobierno, Guillermo Orozco, se comprometió a que el Gobierno capitalino no será omiso y trabajarán en el marco del Pacto de Civilidad para reducir el riesgo de mayor violencia, pero no sólo en esa zona de Cuajimalpa, sino en otras demarcaciones donde también reportan enfrentamientos entre militantes de diversos partidos políticos.

ShareThis