Inicio

Pega a transportistas de Ceda el desabasto de combustible

Pese a que la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, insiste que la situación de desabasto de combustible en la Ciudad de México, “está sin problemas”, la crisis ya comenzó afectar a los transportistas para abastecerse de gasolina y diésel en las estaciones de servicio ubicadas dentro y fuera de la Central de Abasto (Ceda).

De allí que desde esta madrugada, gran cantidad de camiones se quedaron varados en ese mercado, luego de dejar o recoger mercancía a las diferentes bodegas, pues encontraron la mayoría de las gasolineras cerradas por la falta del hidrocarburo.

El panorama es el mismo en gran parte de la CDXM, pero la Ejecutivo local reiteró esta mañana que “no hay ningún problema”, cuando en las estaciones de servicio que estaban abiertas, desde temprana hora registraron largas filas de tráileres, camiones y camionetas de carga, donde, sin embargo, los encargados tienen prohibido comercializar el combustible en garrafones.

“Desde anoche estamos consiguiendo diésel, pues estábamos parados. Los trabajadores de las gasolineras nos dicen que en garrafones no pueden vendernos, que hay que traer la unidad, pero no traemos diésel”, denunció Francisco Orozco, transportista que semanalmente llega la Ceda para entregar diversa mercancía.

Por ello, locatarios, bodegueros y usuarios de ese mercado –el más grande en América Latina--, advirtieron que de no regularizarse pronto la situación, podría empezar un desabasto de productos en esa comercializadora, considerada como la más importante del país.

“Los carros no están entrando, no vienen a comprar, no hay en que moverse, los tráileres igual (...) mercancía si hay normal, lo que no hay es clientela, porque no hay gasolina”, destacó Oscar García, bodeguero de la Ceda casi con llanto, pues los pasillos literalmente están convertidos en un pueblo fantasma.

ShareThis