Inicio

PGJ rechaza que manipule datos u oculte información

El director general de Política y Estadística Criminal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina, César Martínez Jasso, aseguró que esta institución “no manipula ni oculta información”, como lo difundió ayer el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), al acusar a la PGJ de modificar unilateralmente los reportes de robo a transeúnte, lo que derivó en una disminución en ese delito.

Sin embargo, el funcionario reconoció que al momento no cuenta con un apartado, en el que las fiscalías o las procuradurías estatales deban colocar la incidencia de robo de celular, por lo que consideró que sería conveniente que en los formatos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se contemple este rubro.

En conferencia, Martínez Jasso aseguró que todos los datos estadísticos sobre incidencia delictiva, son entregados de manera formal y puntual al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, mediante un proceso estadístico certificado.

“La elaboración de la estadística la PGJ contempla un rubro específico de celular, el cual a partir de la entrada en vigor del Nuevo Sistema Penal Acusatorio, es un delito considerado como no grave en su modalidad sin violencia, mismo que era calificado como delito de alto impacto en el rubro de robo a transeúnte”, argumentó.

Añadió que este tipo de ilícito, “fue desagregado del rubro de robo a transeúnte, en virtud de que no todos los robos de celular son cometidos en su modalidad de robo a transeúnte en vía pública”, enfatizó.

Empero, comentó que la Policía de Investigación (PDI) ha identificado lugares donde se comercializan los celulares de manera ilegal.

De igual forma, comentó que han sido identificado lugares donde se comercializan los celulares de manera ilegal, de ahí la puesta en marcha de diversos operativos que han arrojado el decomiso de más de 15 mil dispositivos móviles.

Destacó que de enero a junio del presente año, los elementos de la PDI también detuvieron a mil 542 personas dedicadas al robo de estos aparatos.

ShareThis