Inicio

Capital social, en crisis

Las manifestaciones realizadas ayer en torno a las políticas de Trump estuvieron envueltas en una serie de descalificaciones y cuestionamientos, particularmente en lo relativo a quiénes las convocaron y los fines perseguidos. Anteriormente se expuso en este espacio la intención del actual gobierno para justificar su incapacidad de gobernar así como sus erráticas políticas públicas, en la arremetida anti México emprendida por el presidente norteamericano.

Más allá de quiénes fueron los convocantes y sus propósitos se hace necesaria una seria reflexión en torno a lo que distintos doctrinalistas han señalado como uno de los elementos fundamentales en el desarrollo de toda nación: el “capital social”. Mientras que el capital físico se relaciona con las riquezas materiales y el humano se vincula con las habilidades y los conocimientos de las personas, el capital social se constituye como un activo intangible que se manifiesta en la capacidad de confianza, en los lazos existentes entre los individuos integrantes de una comunidad, de los valores cívicos y asociativos compartidos por ésta.

Todos los mexicanos seríamos los beneficiarios de la existencia de principios de solidaridad, de conciencia cívica, de cooperación y de corresponsabilidad ciudadana.

¿Por qué entonces la duda y los cuestionamientos? La razón constituye un círculo vicioso: existe una seria crisis de credibilidad y de confianza en las instituciones responsables del diseño y rediseño social; de las organizaciones privadas como los medios de comunicación, particularmente de las televisoras, así como de la mayoría de las organizaciones civiles convocantes. Es urgente modificar los modos y las formas para generar redes creíbles y confiables que construyan el necesario capital social, que generen campañas y acciones no solamente ante el “enemigo” externo, sino ante muchos enemigos internos que cada día carcomen más y más los cimientos de México.

zagrav@politicas.unam.mx
@NVS_

Néstor Vargas Solano
Es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública (UNAM). Tiene una Maestría en Gobierno y Asuntos Públicos (FLACSO) y la Especialización en Derecho Electoral (UNAM). Ha tomado diversos diplomados y seminarios.

Se ha desempeñado como investigador del Instituto Nacional de Administración Pública y como profesor de asignatura en la Universidad Iberoamericana ambos en el periodo 1996-1998; en 1999 ingresó al Instituto Electoral del Distrito Federal como Coordinador Distrital.
El 22 de diciembre de 2005 fue designado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal como Consejero Electoral del Instituto Electoral del Distrito Federal.

Desde 2006 es catedrático honorario de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, en las asignaturas: Sistema Electoral Mexicano, Introducción al Estudio del Derecho y Movimientos Sociales, Actores y Participación Política.

Es coautor de: La participación ciudadana en la reforma política del D. F, Centro de Estudios para la Reforma del Estado, No. 5 y 6, julio-diciembre, México 1998; Los números de propaganda electoral por televisión abierta, Revista Mexicana de Comunicación, No. 50, agosto-septiembre, México 1997.

Entre sus reconocimientos se encuentran:

  • Primer lugar del Servicio Profesional Electoral en la Evaluación Anual Integral 2002 y 2004 del Instituto Electoral del Distrito Federal.
  • Segundo lugar en el “Premio INAP” (1997), con la investigación: La participación de los ciudadanos en las políticas públicas. Apuntes para una democracia participativa en México.

A partir de la fecha en que tomó posesión como Consejero Electoral ha participado en diversas Comisiones y Comités del Consejo General. Actualmente es Presidente de la Comisión de Fiscalización.

Síguelo en Twitter: @nvs_