Inicio

Rechazan ambulantes empleo formal el mínimo

Comerciantes ambulantes agremiados a la asociación civil “Pro Diana”, que encabeza y dirige Diana Sánchez Barrios, rechazaron el empleo formal, “porque el salario mínimo que se paga en este sector nos condenaría a la miseria extrema”, aseguraron en conferencia.

Su lideresa recordó que en la Ciudad de México, según el INEGI, “el 50 por ciento de los trabajadores lo hacen dentro de la economía informal, de éstos el 33 por ciento se dedica al comercio en vía pública, donde se estima que el 47 por ciento de este sector obtiene entre dos y cinco salarios mínimos, como ingreso por su actividad”, dijo Sánchez Barrios.

Ante tal situación, sostuvo la hija de la líder de ambulantes más poderoso del Centro Histórico, “no se puede comparar ni por ingreso ni por condiciones laborales con los trabajos formales”, sostuvo en el evento, donde, además, presentó la campaña “Chambeando Ando”, con el propósito de “humanizar el comercio popular y rechazar su criminalización”, afirmó.

Reveló que el comercio informal ha pagado derecho de piso desde hace varios años, a través del Sistema de Comercio en Vía Pública, cuya creación se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México en 2011.

Sin embargo, dijo, “siempre se ha utilizado a modo. Hemos sido un capital político y económico, pero ellos deciden cuando aparecemos en el pago de uso de derecho de piso”.

Incluso, denunció que las mujeres, “siguen llevando la parte más pesada y laboriosa de las tareas del hogar y de cuidado. En ese sentido, es el comercio popular, con su flexibilidad horaria, la que nos permite llevar a cabo nuestras responsabilidades domésticas con mayor facilidad, así como un salario que nos permita mejorar la calidad de vida ante la falta de oportunidades”, argumentó.

Por su parte, Patricia González, integrante de la agrupación, señaló que muchos comerciantes que ocupan la vía pública provienen del Estado de México, porque esta ciudad les ofrece la oportunidad de vender a mejor precio sus productos, lo que no se presenta en la entidad vecina.

“Me veo en la necesidad de venirme para acá, porque allá en el estado no hay nada, no hay trabajo, el trabajo lo tengo aquí en el Distrito, y por eso me vengo de allá hasta acá para poder sobrevivir”, destacó.

Al respecto “Marbe”, mejor conocida como “Lady Tacos” por vender tacos de canasta, comentó que sus padres, que también son vendedores del mismo producto, “han venido siempre aquí, porque en el Estado de México, para empezar, no es la misma venta”, dijo.

Detalló que una persona que vive en Estado de México, gasta entre 40 y 60 pesos en transporte para venir y regresar, “obviamente si una persona se gasta esto en transporte, y si allá en el Estado de México me puedo comer un taco, pues a la mejor lo puedo pagar a tres pesos. En cambio en la Ciudad de México la gente puede pagarlo a cinco o seis pesos”, soslayó con abierta sonrisa.

ShareThis