Inicio

Iztapalapa

Iztapalapa y Sedesol reabren lechería en Barrio San Ignacio

La jefa delegacional de Iztapalapa, Dione Anguiano Flores, junto con funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y del Programa de Abasto Social de Leche (Liconsa), reinauguraron una lechería en el Barrio de San Ignacio, la cual beneficiará directamente a 308 familias.

Ante más de 500 vecinos, la mandataria delegacional señaló que solo con la coordinación de esfuerzos entre instancias del gobierno se permitirá traer beneficios a toda la población. 

Dione acude a San Lázaro para exigir rehabilitación a escuelas

La jefa delegacional de Iztapalapa, Dione Anguiano Flores, y más de 500 vecinos acudieron a la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados, para demandar la incorporación de 141 planteles públicos de nivel básico al programa “Escuelas al Cien” y garantizar que los alumnos estudien en las mejores condiciones materiales posibles.

Con el apoyo de habitantes de diversas colonias de esa demarcación, que iban en representación de todos los padres de familia de esos 141 planteles, la delegada se reunió con la diputada del PRD, Hortensia Aragón Castillo, presidenta de dicha Comisión, a la que entregó un oficio con un listado de los inmuebles educativos que requieren atención por daños, asentamientos diferenciales y riesgo estructural, entre otros.

Sigue la ‘fiesta’ en Iztapalapa; tendrá el Día Mundial del Circo

Sin reponerse aún de los desvelos, sinsabores y alegría de la pasada Semana Santa, ahora los vecinos de la delegación Iztapalapa invitan a los capitalinos a sumarse con toda la familia a celebrar el “Día Mundial del Circo”, que se llevará a cabo el próximo sábado, en el camellón de Periférico Oriente, entre Avenida Revolución Social y Rafael Martínez, colonia Constitución de 1917. 

Cierran calles de Iztapalapa, para cuidar a Jesucristo y apóstoles

Desde las 17:00 horas de este martes, la delegación Iztapalapa cerró las calles aledañas al centro de su territorio, a fin de permitir que Jesucristo y sus 12 apóstoles recorran tranquilamente las calles de la nueva Jerusalén, y que no sean arrollados por algún microbusero o automovilista imprudente, dado que la Ciudad de México está semivacía, pues los “pecadores” huyeron al enterarse de la llegada del Mesias –pero no del de Macuspana, eh.