Inicio

Serranía reconoce ‘inhumana’ atención a usuaria fallecida

Entre sollozos, como si estuviera por ser llevada al paredón, la directora general del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Florencia Serranía Soto, reconoció que “fue inhumana e imperdonable” la atención que recibió María Guadalupe Fuentes Arias, pero justificó el proceder de su personal, “porque la señora iba en estado etílico y consumo de enervantes”, con lo que avivó el ataque en su contra en las “benditas” redes sociales.

En conferencia, la controvertida funcionaria –quien nunca reconoce errores en su administración y hasta ha llegado a culpar a usuarios en las fallas detectadas en ese medio de transporte--, narró lo ocurrido el sábado 16 de febrero, a las 7:15 horas, en la estación Tacubaya, donde el personal del Metro atendió a una usuaria, quien fue trasladada en una camilla al cubículo anexo de ese lugar, supervisada por un oficial de seguridad industrial.

Explicó que a las 8:55 horas, llegaron paramédicos de una ambulancia de la alcaldía Miguel Hidalgo, quienes tras hacer una valoración a la mujer, le diagnosticaron “estado etílico y consumo de enervantes”, por lo que le administraron suero y declinaron su traslado al hospital, bajo el argumento que en tres horas “podría salir por su propio pie” de la estación.

Sin embargo, alrededor de las 10:00 horas fue desalojada y abandonada por personal del Metro afuera de la estación, “donde permaneció por más de 29 horas”, sostuvo al borde del llanto –como si fuera una versión moderna de Libertad Lamarque.

Por ello, una vez repuesta de su excelente actuación, digna del Oscar, Serranía Soto lamentó el proceder de los funcionarios involucrados y aseguró que trabaja en el caso junto a la Procuraduría General de Justicia (PGJ), para evitar que la situación ocurra nuevamente.

“Claramente los procedimientos y la actuación de algunos funcionarios, fueron inhumanos e imperdonables, que atentaron contra el más básico principio de preservar la vida”, enfatizó con rictus de coraje.

Empero, al ver la actitud de los reporteros, la “íntima amiga” de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, argumentó que “lo que exige el Metro, es que se haga justicia”, afirmó.

Destacó que por indicaciones de la jefa de Gobierno, desde el 20 de abril se habilitó un servicio de ambulancia exclusivo para el transporte.

Aunque no aclaró porque todo esto lo hicieron hasta que fue difundido el video sobre este bochornoso caso, ocurrido dos meses atrás, pues de no haber ocurrido esto, seguramente la muerte de la señora María Guadalupe hubiera quedado en el olvido.

Disculpas.- Por su parte, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Jesús Orta Martínez, ofreció disculpas públicas por la mala actuación de cinco elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), quienes sacaron en mal estado de salud de la estación Tacubaya a la señora María Guadalupe, para dejarla tirada e inconsciente en las afueras de ese inmueble, hasta que fue auxiliada por paramédicos de una ambulancia.

Sin embargo, el “recto y honesto” funcionario no respondió si procederán contra la persona que ordenó dicha acción a los uniformados, pues es de todos conocidos que los policías actúan mediante órdenes superiores.

Justamente por su manera de proceder fue motivo por el que la mujer falleció tres días después en una clínica del IMSS, ubicada en Ecatepec, Estado de México, de acuerdo con las investigaciones.

Aunque eso sí, Orta Martínez aseguró que ha aportado toda la información de lo acontecido a la PGJ, para avanzar en las investigaciones y el esclarecimiento del caso.

“Los elementos que participaron en estos hechos, están sujetos a una investigación en asuntos internos y a un proceso ministerial en la PGJ. La SSC aportará todos los elementos para el desahogo de estas investigaciones (…) Lamento profundamente la pérdida a los seres queridos de la señora María Guadalupe, y respetuosamente les presento mi más sincera disculpa por la actuación de mis elementos. Asumo la responsabilidad que me corresponde por estos hechos”, apuntó con falsa humildad.

A su vez, la titular de la PGJ, Ernestina Godoy Ramos, aseguró que el Ministerio Público integra la carpeta de investigación, con la finalidad de robustecerla y judicializar el presente caso.

Además, sostuvo que las áreas de Atención a Víctimas de la dependencia atienden directamente a familiares de la víctima, a quienes se les informa oportunamente de las investigaciones.

Suspensión.- Mientras tanto, la alcaldía Miguel Hidalgo informó que la paramédico Elizabeth Quiroz, quien dictaminó que la señora María Guadalupe, presentaba estado etílico y probable consumo de enervantes, fue separada de sus funciones, en tanto continúa la indagatoria del caso que sigue la PGJ.

“A partir de hoy, la paramédico --quien acudió en la ambulancia número 4 a revisar a la señora María Guadalupe en la estación Tacubaya del Metro--, deja de ocupar la plaza de estructura en la alcaldía que le fue asignada desde hace ocho años”, reveló la alcaldía.

Cabe destacar que en la página electrónica del Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SSP), está constatado que la paramédico está registrada como “Profesional Técnica en Enfermería”, por el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), desde 2010.

En tanto, el presidente del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de la Ciudad de México (InfoCDMX), Julio César Bonilla, aseguró que buscará un encuentro con la procuradora capitalina, “para conocer el límite en la difusión de la indagatoria del caso de la usuaria del Metro”, la señora María Guadalupe.

Queja.- En tanto, la presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Nashieli Ramírez, informó que abrió una queja de oficio por la muerte de una mujer en las inmediaciones del Metro Tacubaya, luego de que no recibió atención médica tras desmayarse en la estación.

Entrevistada al concluir la conferencia magistral que ofreció la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, la ombudsperson explicó que dicha queja está radicada en la Tercera Visitaduría, cuyo titular ya solicitó información del caso al Metro y a la SSC.

Sin embargo, aclaró que debido a que la queja está abierta, está imposibilitada legalmente para revelar más información, a fin de garantizar que el respectivo proceso transcurra conforme a la normatividad.

ShareThis