Inicio

Sheinbaum desaparece Cuerpo de Granaderos

Una de las primeras acciones en su facultad como jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo informó que desaparece el Cuerpo de Granaderos, cuyos elementos serán trasladados a otras agrupaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y protección civil.

“La policía está para cuidar al pueblo y no se requieren cuerpos para reprimirlo. A partir de ahora inicia el proceso de transición y los elementos del Cuerpo de Granaderos pasarán a nuevos agrupamientos de seguridad, o de protección civil, que se capaciten”, dijo luego de tomar las riendas de la Jefatura de Gobierno, tras aclarar que la medida es en respuesta a la más añejas demanda del Movimiento del 68.

Sin embargo, Sheinbaum Pardo desconoce que el Agrupamiento de Granaderos no sólo desarrolla funciones antidisturbios, sino también tareas como control de multitudes, apoyo a los diferentes sectores o Unidades de Protección Ciudadana, así como en eventos deportivos, culturales y religiosos. Incluso, en mayo de 2017, estos elementos fueron capacitados por especialistas de la Policía Nacional Francesa.

La temática versó en el manejo de grupos sociales y perfección de técnicas, en el que también participaron policías auxiliares, bancarios y de proximidad, orientados al control de masas con duración de 15 días.

Además, en el portal de la SSP destaca que los Granaderos son considerados “elementos necesarios para responder a cualquier contingencia, participando dentro del marco legal y respetando las Garantías Constitucionales en el control de multitudes”, cuya presencia en mítines y manifestaciones, responde a la necesidad de “otorgar seguridad a manifestantes y transeúntes”.

Su especialidad en contención, también genera apoyos a los diferentes sectores, como bancos, reclusorios, tesorerías, pagadurías, sedes de gobierno, patrullaje con equipos de trabajo, diligencias de lanzamiento y desalojos, así como vigilancia en eventos deportivos, mientras que en eventos culturales y religiosos, los granaderos apoyan con banda de guerra y escolta para ceremonias, así como en planteles educativos.

En materia de culto religioso, sus elementos participan con seguridad y vigilancia, principalmente el 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe, Semana Santa y Día de Muertos.

Historia.- Creado en el año 1939 como cuerpo independiente, aunque nueve años más tarde fue incorporado a la Policía Preventiva, cuyo mando supremo era el Presidente de la República.

De acuerdo con el manual de organización de la Secretaría de Seguridad Pública del entonces Distrito Federal, “en septiembre de 1939, se establece en el Reglamento Orgánico de la Policía Preventiva, que corresponde al Presidente de la República el mando supremo de la corporación, misma que está integrada por policías a pie, montados, auxiliares, vigilantes de cárceles, penitenciaría y bomberos. Se crea en este año el Agrupamiento de Granaderos, que nueve años después se incorpora a la Policía Preventiva”.

Sin embargo, el 4 de agosto de 1968 –es decir, previo a la masacre del 2 de octubre--, el movimiento estudiantil exigió en su pliego petitorio de seis puntos, “la desaparición del Cuerpo de Granaderos”, debido a que fungía como un aparato para reprimir a las protestas.

De acuerdo con el libro de la SSP capitalina “Policía con Historia 1861-2018”, en 1967, un total de siete mil 265 policías integraban la corporación, de los cuales cuatro mil 380 eran Policías de a Pie y 240 eran granaderos.

Empero, “en 1968, luego de los sucesos en la Plaza de las Tres Culturas, la cifra de elementos creció a 10 mil y fueron adquiridos modernos equipos, entre éstos 10 unidades antimotines”, se lee en el libro.

El general de división Luis A. Cueto Ramírez, jefe de la Policía Preventiva del Distrito Federal, “fue quien enfrentó los difíciles acontecimientos del movimiento estudiantil, que desembocó en los trágicos sucesos de la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968”, de acuerdo con el escrito.

Incluso, en punto cuatro del pliego petitorio del movimiento estudiantil, era la “destitución de los jefes policiacos Luis Cueto, Raúl Mendiolea y del teniente coronel Armando Frías”.

Años después, en 2008, es creada la Dirección Ejecutiva de Operación de la Policía Metropolitana, a las que quedan adscritas las direcciones de Unidad de la Policía Metropolitana Femenil, Montada, Granaderos Oriente y Granaderos Poniente.

De acuerdo con la SSP, el objetivo del Agrupamiento de Granaderos es “Preservar el orden público y dar seguridad a la ciudadanía”, por lo que cuenta con los elementos necesarios, “para responder a cualquier contingencia, participando dentro del marco legal y respetando siempre las Garantías Constitucionales en el control de multitudes”.

Además, proporciona seguridad y vigilancia necesaria a bancos, reclusorios, tesorerías, pagadurías, sedes gubernamentales, patrullaje con equipos de trabajo, diligencias de lanzamiento y desalojos, así como en eventos deportivos y de culto religioso, como el 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe, Semana Santa y Día de Muertos.

Pero tal parece que nada de eso importó a la nueva jefa de Gobierno, quien simplemente anunció la desaparición de este agrupamiento, que a partir del 1 de enero próximo la función de los granaderos será ayudar y proteger a los ciudadanos y en tareas de protección civil.

“A partir de ahora inicia el proceso de transición y el 1 de enero de 2019, los elementos del Cuerpo de Granaderos pasarán a formar parte de otros agrupamientos o a un nuevo agrupamiento que se creará para ayudar a la Ciudadanía en tareas de protección civil, que cuide a los más vulnerables y capacite en tareas de protección ciudadana. El Cuerpo de Granaderos desaparece, fortalece las labores de seguridad y apoya la formación de un cuerpo de protección civil”, enfatizó Sheinbaum Pardo.

ShareThis