Inicio

Transporte debe traer cámaras del C5: Lobo

El diputado local del PRD, Víctor Hugo Lobo Román, propuso instalar cámaras de vigilancia conectadas al Centro de Control C5 de la Ciudad de México, en todas las unidades del transporte público concesionado que operan en las seis rutas más peligrosas de la ciudad, ya que en los últimos meses el robo en esa modalidad se disparó en 197 por ciento.

Destacó el también vicecoordinador del sol azteca en el Congreso local, que en los últimos tres años ese tipo de delitos creció de manera desmedida, pues, incluso, ya es común que los pasajeros sean asesinados o lesionados por estos malhechores.

Explicó que durante el año 2017, se registraron 531 atracos; en 2018, creció a mil 412 robos; y durante el primer mes de este año, ocurrieron 193; es decir, de continuar esta tendencia, al cierre del año se habrían cometido más de dos mil 400 delitos.

Recordó que cada mes se mueven por los diferentes sistemas de transporte público y privado alrededor de 3.8 millones de personas, lo que representa un atractivo para los ladrones que han encontrado en éste conglomerado de usuarios, un nicho de oportunidad para cometer delitos.

“Bien saben los ladrones que en este tipo de transporte, la seguridad es mínima y los viajeros prácticamente están a merced de ellos, pues viajar en un microbús de una ruta peligrosa es prácticamente arriesgarse a perder la vida”, enfatizó el perredista.

Comentó que con base en información del propio Gobierno capitalino, las rutas más peligrosas son: Calzada Ermita Iztapalapa y Periférico Canal de San Juan; Ermita Iztapalapa y Calzada Zaragoza; Calzada Zaragoza y Periférico Canal de San Juan; Francisco del Paso y Circuito Interior, Centenario y Martín Carrera; y Tepalcates- Ejército Constitucionalista.

Además, dijo que de acuerdo con las cifras del INEGI, durante el 2018 se registraron cuatro mil 257 delitos consumados y en grado de tentativa, tanto en el transporte público individual y colectivo.

Incluso, soslayó, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal aceptó que el año pasado, la Ciudad de México se encontraba entre las 50 ciudades más violentas y peligrosas del mundo.

Asimismo, recordó que en muchas rutas del Estado de México y la CDMX, algunas unidades del transporte ya cuentan con cámara de vigilancia, “pero es muy poco útile”, pues al no estar enlazadas con un control de mando para monitorear en tiempo real y rastrear su ubicación, es muy difícil inhibir el delito y capturar a los ladrones.

“Los usuarios no sólo recibirían un beneficio en cuanto a tiempo de traslado, más aún, se sentirían acompañados en su trayecto al saber que la unidad en la que viajan es rastreada y monitoreada, a través de las cámaras de video vigilancia de la Secretaria de Movilidad de la CDMX”, indicó el legislador.

De igual forma, señaló, la incorporación de tecnología a las unidades del trasporte, como cámaras de vigilancia, botones de pánico y GPS, deberá forma parte de un nuevo modelo de movilidad que se enfoca en poner un alto a quienes atentan contra la seguridad de los pasajeros, así como propiciar un servicio moderno que fortalezca la conectividad, la competitividad y la calidad del servicio en beneficio de los usuarios.

ShareThis