Inicio

Trolebús en Ermita, puede ir a nivel de piso: Remes

El ex coordinador general de la Autoridad del Espacio Público de la Ciudad de México, Roberto Remes Tello de Meneses, aseguró que la construcción del trolebús elevado en Calzada Ermita Iztapalapa, “responde a que la jefa de Gobierno no se quiere pelear con concesionarios”, pero, sostuvo, este transporte puede circular, sin problemas, sobre el nivel de piso.

En conferencia celebrada en el Congreso local, el ahora especialista en temas de movilidad calificó la ruta elevada del trolebús, como una obra de “relumbrón del Gobierno capitalino que encabeza Claudia Sheinbaum. Mandar trolebuses elevados sobre Iztapalapa, obedece a que no me quiero pelear con los concesionarios y no quiero ordenar la sección vial; es decir, Ermita Iztapalapa”, dijo.

Acompañada por el diputado local del PAN, Jorge Triana Tena, y la ex subsecretaria de Movilidad, Laura Ballesteros, el ex funcionario destacó que si se pudo construir y operar un Metrobús en Insurgentes, que tiene menor anchura, con mayor razón se puede hacer un trolebús en Ermita Iztapalapa sin que sea elevado.

Explicó que Ermita Iztapalapa tiene 60 metros de ancho de vía hasta Santa Cruz Meyehualco, aunque después disminuye a 50 metros hasta llegar a Santa Martha Acatitla, lo que aún es más amplia que Insurgentes, que tiene entre 30 a 32 metros de ancho.

Otro problema del trolebús elevado, soslayó, es que para muchos será inaccesible, porque subir a las estaciones intermedias en el trayecto de Constitución de 1917 a Santa Martha Acatitla, habrá que usar escaleras.

“Una obra a la que no se va a subir nadie más que en los extremos, van a tender a subirse en Constitución para llegar a Santa Martha, pero en las partes intermedias no habrá un incentivo, porque habrá que subir unas escaleras o un control de acceso”, expuso.

Detalló que otro problema al que se enfrenta este proyecto, es que por ser elevado viajará a 25 a 30 kilómetros por hora, mientras que el Metro lo hace a 40 kilómetros por hora.

Sin embargo, reconoció la necesidad de reordenar el transporte en Calzada Ermita Iztapalapa, lo que implica un diálogo con los concesionarios del transporte de pasajeros, como microbuses, que circulan por esta vialidad generando caos.

Cabe recordar que a finales de mayo, la jefa de Gobierno capitalino anunció que el primer trolebús elevado en la CDMX iniciará su construcción el próximo año, para atender a 130 mil pasajeros diarios y que este transporte es la continuidad de la Línea 8 del Metro que corre desde Garibaldi a Constitución de 1917.

ShareThis