Inicio

Vecinos aceptan dar paso a camiones de basura, pero mantienen barricadas

Con el compromiso del subsecretario de Gobierno del DF, Juan José García Ochoa, de que a más tardar el próximo 9 de octubre el Gobierno capitalino dará una respuesta sobre el conflicto del Parque Reforma Social, los vecinos de esa colonia decidieron dar acceso a los camiones de basura a la Estación de Transferencia de Residuos Sólidos.

Aunque advirtieron que mantendrán las barricadas, hasta en tanto las autoridades delegaciones de la Miguel Hidalgo, la Asamblea Legislativa y el Gobierno capitalino no les respondan por escrito de que ese terreno será declarado, “en definitiva”, espacio público y jardín vecinal.

Comentaron que aun cuando los abogados de los propietarios de ese terreno guardan silencio sobre el conflicto, “nos enteramos que han comenzado a exigir a la Suprema Corte haga valer la ley, por lo que seguimos temerosos de que regresen en cualquier momento los golpeadores”, revelaron.

Mientras tanto, el jefe delegacional de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo Guerra, detalló que ya se instaló una mesa de diálogo entre su administración y la Secretaría de Gobierno del DF, para buscar solución respecto a la controversia por el cambio de público a privado del parque en la colonia Reforma Social, pero sin dejar de garantizar los derechos del dueño del espacio.

Destacó que es necesario contemplar la parte jurídica, debido a que se ha manejado la versión de que los dueños deseaban edificar un conjunto de edificios, por lo que enfatizó que el sitio cuenta con uso de suelo verde; es decir, no tiene uso de vivienda, comercial o de otro tipo y, por lo tanto, no puede construirse ningún tipo de obra sin la autorización de la ALDF.

Recordó que hace 36 años el entonces Gobierno Federal (dado que el Gobierno del DF era el Departamento del Distrito Federal y dependía de la Federación), cuando le compró este terreno a la familia Cuevas Lascurain, cuya área contaba con un canal que posteriormente fue entubado, para luego utilizarse como parque público. Pero luego, esta familia se amparó y tras 33 años de litigio la Corte decidió que le fuera devuelto.

“Al término de dicho lapso, la Suprema Corte determinó que se le debía dar posesión al privado, quitándole la tutela al parque público y convirtiéndolo en un espacio privado. Ante esta resolución, los casi tres mil 800 vecinos que han vivido en la zona se indignaron, se sienten agraviados”, aceptó Romo Guerra.

Por ello, sostuvo que tiene confianza de que el Gobierno capitalino acepte iniciar los trámites legales para que declare la expropiación del predio, “aunque reconozco que será un largo litigio y tampoco garantiza que ganaremos. Pero considero que tenemos la razón de nuestra parte, ya que el área es de uso de suelo ambiental y, como tal, no puede construirse nada que no sea área verde”, sostuvo el funcionario.

ShareThis