Inicio

Vecinos piden terreno militar para Chapultepec

Habitantes de la alcaldía Álvaro Obregón exigen al Gobierno Federal que no venda las 125 hectáreas del Campo Militar 1-F y que, por el contrario, sean integradas a la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, “pues es necesario rescatar este pulmón de la Ciudad de México”, comentaron.

En conferencia, Humberto Morgan Colón, ex jefe delegacional suplente de Miguel Hidalgo, sostuvo que “la venta de esta zona será para darle fondos a la Guardia Nacional, pero pedimos al presidente Andrés Manuel López Obrador que busquen otra forma, como lo hizo durante 12 años antes de ser el presidente", dijo.

Refirió que temen, ante la venta de estas hectáreas, que las desarrolladoras inmobiliarias sigan creciendo en la CDMX, aunque una propuesta de campaña de la actual jefe de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, fue la de frenar más construcciones.

Acompañado de vecinos de las colonias Boscoso y Real del Bosque, entre otras zonas alrededor al Campo Militar, el todavía militante del PRD anunció su integración a la “Liga Ciudadana para Vecinos de la Zona Poniente”, con el que esperan fortalecer la defensa de esa área e iniciarán con la solicitud para que invaliden la certificación de la Seduvi de 2017, donde se autorizaba el uso de suelo para diversos fines, entre ellos la construcción de viviendas.

“Nos estamos integrando en un gran grupo con vecinos, activistas ecológicos, expertos y la Liga Ciudadana, que llevarán propuestas a las autoridades locales y federales, con el fin de que el predio del Campo Militar se integre a un corredor ecológico, con un plan de manejo ambiental, cuyos beneficios a favor de toda la ciudad son indiscutibles y no tienen comparativo en términos económicos”, explicó Morgan Colón.

Por su parte, los colonos hicieron un llamado al presidente López Obrador y a Sheinbaum Pardo, para que cumplan las promesas hechas a los habitantes de la ciudad, pues aseguran que la creación de más inmuebles habitacionales afectará la movilidad de la zona, faltará más el agua y la inseguridad aumentará.

ShareThis