Inicio

El portal de la transparencia

por Jaime Calderón Gómez

La protección de datos personales y los expedientes clínicos electrónicos

¿Los datos en un Expediente Clinico Electronico referentes a las enfermedades son propiedad del paciente o del prestador del servicio? ¿Qué pasaría si en cualquier parte del mundo, un hacker accede a un sistema, ya sea público o privado que protege miles de expedientes clínicos electrónicos y obtiene la informacion ahí contenida? ¿O que por un error se dieran a conocer nuestras enfermedades publicamente? Se imaginan lo vulnerables que nos sentiríamos de saber que nuestra información más íntima está en manos de desconocidos y en cualquier momento se puede hacer pública. Se me ocurre, a modo de ejemplo, que las compañías que brindan servicios de seguros de gastos médicos o de vida fijarían precios estratosféricos para otorgar la protección correspondiente o simplemente negarían el servicio. Al solicitar un empleo, ¿el probable patrón pudiera decidir dar el empleo o no en base al historial médico? Y estos ejemplos no son los peores en el manejo que se le pueden dar a esta información. Si esto llegara a suceder el daño sería irreparable.

Internet, un invitado incómodo a la privacidad y datos personales

“La historia de la tecnología
es también la historia de la invasión de la vida privada”
Mark P. Grant

El actual desarrollo de Internet, amplia las posibilidades de acceder a los datos personales de otros y de que se conozcan los nuestros sin el respectivo consentimiento.

En los últimos veinte años, a causa de la tecnología la vida de las personas se ha transformado en un plazo tan corto como nunca antes en la historia de la humanidad. Esto se ha visto reflejado en distintos ámbitos, sin embargo es preocupante la invasión de la privacidad y los datos personales.

Antes de Internet, la intimidad se cuidaba dentro de los límites de una casa, oficina, archivero, o simplemente hablando en tono bajo; todo esto ha quedado superado.

La desconfianza en las instituciones

La credibilidad en las instituciones públicas se logra, entre otros medios, informando a los ciudadanos del cumplimiento de sus objetivos, así como la eficiencia, eficacia, uso de los recursos y los resultados obtenidos.

La transparencia y rendición de cuentas constituyen un puente que reduce las distancias entre gobierno y sociedad. En la medida en que este punto de unión se debilita la percepción de la gente sobre las ineficiencias y actos de corrupción de la autoridad crece.

El uso de la Cannabis

La cucaracha, la cucaracha
ya no puede caminar,
porque no tiene,
porque le falta,
mariguana que fumar.

En el pasado la venta y consumo de drogas con fines terapéuticos fue legal en nuestro país, por lo que el debate sobre la regulación y despenalización de las drogas y en especial de la mariguana de realce en los últimos días, en realidad es un asunto añejo.

Ya el corrido revolucionario hacía alusión a que la cucaracha (refiriéndose, dicen, a las personas en forma despectiva) tenía la necesidad de consumirla, reflejo de la realidad que se vivía desde esa época.

Jaime Calderón Gómez
Es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana; con los grados de Maestría en Derecho Constitucional y Doctorado en derecho, con la Tesis titulada "La Protección de la vida privada y de los Datos Personales ante el Desarrollo de Internet, Un Desafío Normativo", ambos por la Universidad Marista.

Participo en el 4° Seminario Internacional Transparencia en las políticas económicas y sociales. INFODF y en el Tercer Congreso Internacional de Estudios Electorales, en la Universidad de Salamanca España.

Ha realizado los siguientes cursos y diplomados: Curso a distancia "El Derecho a la Protección de Datos Personales". Acreditado y validado por la Agencia Española de Datos Personales, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Fundación Centro de Educación a Distancia para el Desarrollo Económico y Tecnológico (CEDDET); "Curso de Derechos Humanos". Instituto Interamericano de Derechos Humanos. San José Costa Rica; “Curso de preceptoria para el Ejercicio de la Función Notarial”, organizado por el Colegio de Notarios del Distrito Federal; Diplomado en Derecho Notarial, Universidad Nacional Autónoma de México, Asociación Nacional del Notariado Mexicano y Diplomado en “Contratos”, Universidad Iberoamericana.

Catedrático en diversas universidades desde 1990, entre las que se encuentran: la Iberoamericana, Tecnológica de México, Anáhuac del Sur, Panamericana, La Salle, Latinoamericana, en las cuales ha impartido las cátedras de Derecho Notarial, Sistema Político Mexicano, Garantías individuales y Sociales, Sistema Jurídico Contemporáneo y Derechos Humanos, entre otras. A la fecha es docente en la Universidad Marista, donde imparte la cátedra de Derechos Humanos y forma parte del Claustro de Doctores, asesorando a los doctorantes en sus respectivos proyectos de investigación.

Ha participado en la Revista Jurídica RESPONSA con la elaboración de los artículos "El caso del señor Alfonso Martin del Campo Dodd. Un asunto que no debemos olvidar" y "Los instrumentos complementarios para la Protección de los Derechos Humanos".

Colaboro en las Notarias Públicas No. 5 y 168 del Distrito Federal. En 1999 en la creación del Instituto Electoral del Distrito Federal ( IEDF), se incorporo al mismo, como asesor de Consejero Electoral en el Instituto Electoral del Distrito Federal, en donde además de llevar a cabo labores jurídicas, desempeñó el cargo de Secretario Técnico de la Comisión de Evaluación de las Unidades de Comunicación Social, Contraloría Interna, Coordinación y Apoyo a los Órganos Desconcentrados y Documentación y Secretario en funciones de la Comisión de Capacitación Electoral y Educación Cívica.

Igualmente se desempeñó como Director General de Quejas y Orientación de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, (2001-2006), en dicha Dirección tuvo a su cargo las entonces direcciones de Orientación, de Recepción, Registro y Seguimiento de Quejas y las Unidades Desconcentradas, entre las que destacan las labores de atención a las y los ciudadanos las veinticuatro horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año y la recepción y registro de las quejas.

Además con la entrada en vigor de la Ley de Transparencia local en el año de 2003, tuvo a su cargo la atención de las solicitudes de información pública, la actualización del portal de transparencia, la capacitación de los servidores públicos y fue Consejero representante de dicha Comisión ante el entonces Consejo de Información Pública del Distrito Federal (CONSI), fungiendo además como integrante de la Comisión de Resoluciones y Recomendaciones, en la que se revisaban los proyectos de recursos de revisión y de elaboración de normatividad de dicho Consejo.

Actualmente se desempeña como titular de la Coordinación de Transparencia y Archivos del Tribunal Electoral del Distrito Federal, en donde supervisa el funcionamiento de la Oficina de Información Pública, en cuanto a la atención de las solicitudes de información pública, la clasificación de la información, y la salvaguarda y protección de los datos personales, y del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Distrito Federal y la Ley de Protección de Datos Personales para el Distrito Federal; asimismo, ha sido Secretario del Comité de Transparencia, coadyuvante en la capacitación de los servidores públicos en dichas materias y el cumplimiento de la publicidad de la información pública de oficio. En los años 2011 y 2012 derivado de la evaluación que el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal realiza a todos los entes públicos del Distrito Federal, el Tribunal Electoral ha obtenido los primeros lugares en Prácticas de Transparencia y Protección de Datos Personales.