Inicio

Alerta en Tláhuac por actividad de El Popo

​Debido a que el Centro Nacional  de Prevención de Desastres (Cenapred) elevó a Fase 3 el nivel del Semáforo de Alerta Volcánica de Color Amarillo, que implica el riesgo de caída de ceniza en la Ciudad de México proveniente del Popocatépetl, la delegación Tláhuac anunció que reforzó su Plan Delegacional Anticontingencias para intervenir ante cualquier eventualidad que pudiese suscitarse.
 
De esta manera, Protección Civil Delegacional y la Jefatura de Unidad Departamental de Salud, en coordinación con las áreas operativas, mantienen en alerta a todo su personal, como lo sugirió el secretario de Protección Civil del DF, Elías Miguel Moreno Brizuela, sobre la posible caída de ceniza en la Ciudad de México, por un aumento en la actividad del “Popo”.

Debido a que el Centro Nacional  de Prevención de Desastres (Cenapred) elevó a Fase 3 el nivel del Semáforo de Alerta Volcánica de Color Amarillo, que implica el riesgo de caída de ceniza en la Ciudad de México proveniente del Popocatépetl, la delegación Tláhuac anunció que reforzó su Plan Delegacional Anticontingencias para intervenir ante cualquier eventualidad que pudiese suscitarse.
 
De esta manera, Protección Civil Delegacional y la Jefatura de Unidad Departamental de Salud, en coordinación con las áreas operativas, mantienen en alerta a todo su personal, como lo sugirió el secretario de Protección Civil del DF, Elías Miguel Moreno Brizuela, sobre la posible caída de ceniza en la Ciudad de México, por un aumento en la actividad del “Popo”.
 
Además, comenzó una campaña de recomendaciones a la población, “sin que esto sea un motivo para generar alarma”, como el mantener los depósitos de agua potable tapados, tener cubre bocas a la mano y, en caso de exponerse a la intemperie ante un acontecimiento, usar lentes para cubrir los ojos.
 
​Asimismo, recomendó a los vecinos de las colonias, pueblos y barrios, sellar puertas y ventanas con trapos húmedos, recoger la ceniza de cualquier parte que esta se encuentre, ya sean aparatos eléctricos o automóviles y colocarla en bolsas de plástico de no más de 5 kilogramos.
 
​Recordó que este tipo de residuos son muy corrosivos, “de allí que por ningún motivo se les debe echar agua, por lo que también debemos evitar que éstos lleguen a los conductos del drenaje, pues al mojarse se crearían tapones en la red”.
 
También, la delegación Tláhuac llamó a sus pobladores que en sus viviendas tengan techos de lamina o asbesto, a retirar lo más pronto posible esas cenizas, ya que el peso excesivo podría ocasionar el derrumbe del mismo y poner en riesgo a quienes estén dentro.
 
​“Ante la reciente actividad del volcán Popocatépetl, estaremos al pendiente de la posible caída de ceniza en la jurisdicción y nos coordinaremos todas las áreas operativas con el Plan Delegacional Anticontingencias´, además de que continuaremos difundiendo algunas recomendaciones de cómo actuar en caso de alguna eventualidad por este fenómeno”, dijo Luis Alberto Meléndez Ortiz, director general Desarrollo Social.

ShareThis