Inicio

Vientos de cambio

El día de ayer, se dio una noticia que denota que soplan vientos de cambio en la capital del país.

Y es que sin importar si se es o no morenista, debemos celebrar que la administración capitalina anunció la apertura de un Portal de Transparencia Presupuestaria a través del cual, sin importar si se tienen o no, conocimientos especializados para poder analizar temas presupuestarios y financieros de naturaleza pública, el portal que será actualizado de manera trimestral, permitirá a cualquier persona, acceder a la información relativa al modo en el que se ejerce el gasto público en la capital mexicana.

El referido portal, consultable a través del sitio www.tudinero.cdmx.gob.mx , permitirá por primera vez, el análisis de la cuenta pública de la Ciudad de México sin necesidad de tener que esperar un año para obtener datos respecto de en qué se gasta el dinero público en nuestra ciudad.

Y es que lo anterior, marca una gran diferencia respecto del modo en el que anteriormente, se hacían las cosas. Ello, en el sentido de que si bien a la luz de la legislación en materia de acceso a la información pública, al día de hoy, cualquier persona ya podía solicitar información relativa a tales temas, lo anunciado revela una proactividad insoslayable no sólo plausible, sino encomiable. Implica, una voluntad por parte de las autoridades capitalinas de informar de manera periódica y oportuna del quehacer público.

Tal disposición, es sin duda relevante en un país en el que el modo de ejercer los recursos anteriormente, permanecía en la opacidad. Es un parteaguas en la forma de enfocar, percibir y transparentar el quehacer público con los recursos que son de todos y para todos.

Implica una comprensión profunda por parte de las autoridades de que el derecho de acceso a la información pública, tiene incidencia en la democratización de las formas y los fondos; pero también, en la rendición de cuentas y el control ciudadano tan necesario, para poder cuestionar lo que se hace y por qué se hace.

No sólo sabremos de dónde vienen los recursos. Sabremos también, a dónde van, en qué se usan, en qué cuantía y por qué.

Y es que el derecho humano de acceso a la información pública, garantizado desde nuestra Constitución federal a cualquier persona, con este tipo de medidas, cobra una dimensión ampliada.

Así, la posibilidad de saber de manera desglosada, clara, accesible y sin sombras por cada poder capitalino, por cada órgano constitucional autónomo, por cada dependencia y por cada alcaldía de nuestra gran ciudad lo que se gasta y en qué se gasta; verdaderamente permite pensar en una caja de cristal susceptible de ser no sólo visualizada sino controlada por nosotros.

Al final, se trata de nuestros recursos y el no saber de modo claro en qué se ejerce, por qué y a dónde van los dineros que son de todos, como ocurría con anterioridad, es estimado lector y estimada lectora, como si Usted diese dinero en casa como seguramente lo hace pero que cuándo preguntara cómo se ha gastado, se le respondiese que eso no es su tema, no se le puede decir o Usted no lo puede saber. Absurdo sin duda, ¿verdad?

Pues bien, la medida comentada revierte esa “lógica” prevaleciente con anterioridad.

Por tanto, amén de su filia o fobia partidista, de su inclinación política y/o sus aspiraciones para nuestra sociedad, considero que debemos celebrar este tipo de iniciativas que al final, buscan que la transparencia, el acceso a la información pública y el control ciudadano no sólo cobren una vigencia formal sino principalmente sustantiva.

Y es que no se trata de que todos entremos al portal de referencia, eso es claro. El punto medular desde mi humilde perspectiva, es que a partir de ahora, si Usted, yo o cualquier persona quiere saber e informarse respecto de tan relevantes temas, no tendrá que accionar mecanismos procedimentales para materializar sus pretensiones enfrentando resistencias, reservas y voluntades contrarias a tan relevante derecho humano porque antes de que Usted pregunte en qué se ha gastado su dinero, ya hay una disposición de informarle al respecto.

Abracemos así, este tipo de avances. Ejerzamos nuestros derechos y alcemos la voz, cuestionemos, preguntemos y busquemos soluciones que nos satisfagan; no a Usted, no a mí, sino a Todos. ¡Enhorabuena!

Mtro. Marcos Joel Perea Arellano

Abogado por el ITAM (Summa Cum Laude; 2001). Egresado del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Diplomado en Parlamentos, Democracia e Integración, por la Organización de Estados Americanos (OEA), el ITAM, State University of New York y el Parlamento Centroamericano.

Mtro. en Ciencia Política por The University of Birmingham, Inglaterra (Becario de excelencia del Gobierno Británico bajo el esquema British Council Chevening Scholarships del 2002 al 2003 énfasis en políticas públicas sociales, diseño institucional, análisis político, teoría democrática, teorías de justicia e historia de las ideas).

Colaboró en la Secretaría de la Función Pública federal como Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2007-2008); Director de Responsabilidades Zona Norte en la Secretaría de Educación Pública (2008-2009); Titular del Área de Quejas en la Secretaría de Educación Pública (2009-2010) y Titular de las Áreas de Responsabilidades y Quejas en el Instituto Mexicano del Petróleo (2010-2012).

Actividades Académicas. Ha impartido cátedra de Teoría Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y en el ITAM de derecho empresarial a nivel licenciatura. A nivel Posgrado, ha impartido el módulo de Procedimiento de Responsabilidades Administrativas en el Diplomado respectivo, tema respecto del cual, realiza investigación independiente y ha sido ponente en diversos foros federales y locales a invitación de instituciones públicas y privadas. Desde enero de 2015 es catedrático en la Universidad Anáhuac (Campus México Sur) de la asignatura de Evolución de los Sistemas Jurídicos.

Actualmente, es asesor jurídico-político del Consejero Electoral Lezama Barreda en el Instituto Electoral del D.F.; abogado litigante y consultor en derecho administrativo disciplinario, estrategias digitales de candidatos y vinculación ciudadana.

Síguelo en Twitter:@MJPereaA