Inicio

Estación Santa Fe de Tren se hace con alta tecnología

Con una tecnología similar a la utilizada para la construcción de la Torre de Sanghai, la más alta de China, y en la ampliación del Canal de Panamá, la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) capitalina levanta la estación Santa Fe, del tercer tramo del Tren Interurbano México-Toluca, en el vaso regulador de Totoloapan sobre una estructura de concreto a 34 metros de profundidad.

Así lo reveló el titular de esa dependencia, Edgar Tungüí Rodríguez, durante un recorrido por la zona de obra, donde aseguró que el vaso regulador en el que se construye dicha estación, “no ha perdido capacidad de captación de agua. La idea es que el vaso pueda seguir funcionando en caso de alguna lluvia extraordinaria que se pudiera presentar”, dijo.

Aseguro que la construcción del tren tiene avance de 17 por ciento y 85 por ciento en la elaboración de los elementos prefabricados, aunque continúan las mesas de trabajo con los vecinos a lo largo de la obra, porque aun cuando no habrá afectaciones mayores a las viviendas, tampoco prevén desalojos masivos.

Sin embargo, más adelante el funcionario reconoció que sí habrá afectación en cuatro casos, “donde se prevé comprar, no expropiar”, pero tocará a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) hacer el desembolso respectivo, destacó.

Explicó que en el vaso regulador de Totoloapan, se construye una estructura de concreto a 34 metros de profundidad, que soportará la estación Santa Fe, con una longitud total de 17 kilómetros, que implicará la reducción de tiempo para los 74 mil usuarios que se estima lo utilizarán.

Acompañado por el director general de construcción de obra para el transporte, Gerardo Báez, y el director de la empresa de supervisión Iuyet, Guillermo Ortiz, Tünguí Rodríguez comentó que “una vez que inicie la operación del tren, empezará a funcionar una parte del Cetram Observatorio, para desalojar a los usuarios del tren y del Metro”, comentó.

Recordó que Santa Fe, es una de las seis estaciones que integran este nuevo transporte ferroviario, de 58 kilómetros de recorrido en total, de los cuales 17 estarán en la Ciudad de México, donde el trayecto de nueve kilómetros, de esa estación a Observatorio, se realiza en 40 minutos y se reducirá a sólo 5; es decir, un ahorro de tiempo hasta de 90 por ciento.

El frente de obra de Santa Fe, es el más importante de los 13 que se encuentran abiertos en la ciudad, donde se observan ya excavaciones y, en algunos casos, la colocación de columnas, siendo el más difícil el del vaso regulador, una presa donde ya fueron desviados tres canales: el Acueducto Lerma, Cutzmala y el colector Totoloapan.

ShareThis