Inicio

Estrangularon a Norberto, revela necropsia

El estudiante de la Universidad del Pedregal que fue secuestrado el 4 de junio pasado murió estrangulado, sus captores lo mantuvieron con vida varios días y lo golpearon en repetidas ocasiones a pesar de que su familia pagó el rescate para su liberación.

Los resultados de la necropsia que peritos del Instituto de Ciencias Forenses realizaron a Norberto Ronquillo establecen como causa de muerte asfixia por estrangulamiento.

En el análisis del cadáver los expertos forenses encontraron golpes en la cabeza y el tórax, además la nariz estaba fracturada y tenía una herida por instrumento punzocortante en uno de sus muslos.

Otra de las conclusiones fue que el estudiante de la carrera en mercadotécnica internacional fue ejecutado entre el 7 u 8 de junio, es decir, que no murió la misma noche del secuestro como lo planteó en conferencia de prensa la procuradora General de Justicia de la Ciudad de México.

El cadáver del joven de 22 años ingresó esta mañana a las instalaciones del Incifo y momentos después los familiares cercanos se apostaron para estar presentes en el reconocimiento y posterior entrega del cuerpo.

Los médicos forenses del Tribunal Superior de Justicia capitalino concluyeron que por el grado de descomposición del cadáver al momento del hallazgo en la zona cerril de la alcaldía de Xochimilco tenía de entre 48 a 72 horas de fallecido.

Sobre el caso la procuradora Ernestina Godoy, justificó que en “todo momento” la dependencia a su cargo aplicó el protocolo de secuestro a pesar de que la familia de la víctima se desistió 11 minutos después de iniciar la denuncia penal.

Resaltó que hicieron acompañamiento a través de un asesor antisecuestro y se comprometieron a dar con los responsables “para evitar impunidad en el caso”.

“No nos detuvo el hecho de que la familia nos dijera que ellos iban a llevar las negociaciones, se activó el protocolo antisecuestro, en ningún momento hemos dejado de atender, por el contrario hemos estado en contacto con los denunciantes que son los tíos y luego con los padres que llegaron de Chihuahua el viernes”, dijo.

En las investigaciones interviene la Fiscalía General de la República, la Comisión Nacional Antisecuestros y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, aunado a que especialistas llegaron procedentes de la Fiscalía General de Chihuahua.

“A través de una llamada anónima al 911 se informa de la ubicación de un cadáver, se acude al lugar y se localiza el cadáver en una bolsa y es hasta que llegan los peritos en donde se presume que es el joven.

“Es reconocido por las ropas, en estos momentos realizan la necropsia a fin de cuentas es la que nos va a dar datos certeros como la causa de la muerte y el tiempo que llevaba el cadáver en ese lugar, avanzado estado de putrefacción y nos dirán el momento de la muerte”, comentó.

El cuerpo del estudiante apareció en la zona de terracería del pueblo de Santa Cruz Acalpixca, en la alcaldía de Xochimilco, entre la maleza y donde es de difícil acceso para automóviles.

ShareThis