Inicio

Morena hace valer su mayoría y violenta ley

Vanos resultaron los esfuerzos del perredista Javier Gabiño Ambriz, para que Morena respete la Constitución de la Ciudad de México, así como la Ley Orgánica del Congreso local, “pues está prohibido que un mismo partido integre la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y la Mesa Directiva de este Congreso”, exigió.

Además, el diputado local del PRD propuso insertar en el orden del día, un punto de acuerdo sobre el “desabasto de gasolina” que sufre la Ciudad de México, moción a la que se sumaron los diputados del PAN.

Sin embargo, con sarcasmo el presidente de la Mesa Directiva, José Luis Rodríguez Díaz de León, ignoró ambos pedimentos del perredista, porque, según él, “Gaviño tuvo oportunidad de rechazar el acuerdo, pero no se presentó en el mes de diciembre, estaba de vacaciones y, bueno, la representación de su partido, que es el diputado Víctor Hugo Lobo, sí se presentó y votó y firmó”, sostuvo el morenista.

En cuanto al punto sobre el desabasto de gasolina, argumentó que no fue aprobado por el Pleno, “porque, primero hizo un planteamiento que era una moción de orden, que no es aplicable con base en el Reglamento y, luego, hizo una solicitud de modificación en el orden del día. Se sometió a consideración de las diputadas y los diputados que integran la Permanente, pero no fue aprobada”, explicó.

“Y si no fue aprobada la incorporación, porque no había manera de atender su petición. Esa parte me parece que es muy sencilla, muy clara, y está basada en la normatividad interna”, enfatizó.

Empero, cuando se le preguntó porque entonces sí aceptó el punto de acuerdo sobre la reincorporación como diputada local de su partido, Leticia Varela, argumentó que “porque se hizo en tiempo y forma, como establece el reglamento”, dijo.

Ante ello, Gaviño Ambriz, en entrevista, sin ocultar su frustración sostuvo que “no quieren discutir el tema, porque no lo quieren politizar. Pero nosotros no queremos politizarlo, sólo queremos informar a la ciudadanía”, señaló.

Explicó que “es ilegal” el nombramiento de Rodríguez, “porque es vicecoordinador de Morena y, en consecuencia forma parte de la Jucopo, y de acuerdo con la Ley Orgánica y la Constitución local, un mismo partido no puede estar al frente de ambos encargos, pues el presidente de la Jucopo es Ricardo Ruiz Suárez, de Morena. Esto es un abuso y totalmente violatorio a la ley”, dijo con el rostro enrojecido el ex director general del Metro.

Por ello, consideró el perredista que quien debe estar al frente de la Mesa Directiva para este periodo Permanente del Congreso local, “debería ser la diputada Circe Camacho, del PT, o por otro legislador del PES. Pero qué más da, total son como tres personas distintas, son como Divina Trinidad”, puntualizó con ironía.

Incluso, más relajado destacó que el Reglamento Orgánico establece que ningún integrante de la Jucopo, puede ocupar otro cargo importante, por lo que en la misma sesión de este jueves renunció a fungir como vicepresidente de la Mesa Directiva, “porque no quiero ser como ellos, que por ser mayoría, pisotean la ley a su capricho”. No participaré por congruencia y respeto a la ley”, reiteró.

Por otra parte, lamentó que no se incluyera su punto de acuerdo sobre el desabasto de hidrocarburos en la CDMX, “pues si se sigue alargando eeste problema, se corre el riesgo de que haya personas que no podrán llegar a su trabajo y transportistas que no podrán llevar su mercancía. Estamos hablando de la gasolina que moviliza el 80 por ciento de transportes y mercancías en el país”, aseguró.

En entrevista, el perredista expuso que este desbasto, “es consecuencia de una falta de planeación muy grave por parte de Pemex, pues la dependencia tiene un Plan de Integridad Operativa –en caso de emergencias. Y si sabíamos que íbamos a cerrar el lunes los ductos, teníamos que haber previsto cómo solucionar la falta de pipas suficientes”, denunció.

Sin embargo, pese al enojo y exigencias del perredista, este jueves quedó instalada la Diputación Permanente, que será encabezada por José Luis Rodríguez Díaz de León, quien a su vez es vicecoordinador de Morena. Es decir, el poder tras el poder, sin importar que con ello se infrinjan la Constitución de la CDMX y la Ley Orgánica del mismo Congreso.

ShareThis