Inicio

Serán las pruebas de genética forense las que confirmen identidad de Norberto

La historia del secuestro de Norberto Ronquillo terminó en una zona boscosa, de difícil acceso y marginal de la alcaldía de Xochimilco, en ese sitio los secuestradores abandonaron el cadáver del universitario que fue plagiado la semana pasada justo el último día de clases.

Estaba envuelto en una cobija, atado con cables y lazos, los pocos moradores que hay en la zona cerril del pueblo de Santa Cruz Acalpixca encontraron el bulto entre la maleza, la Policía tardó en llegar varias horas.

Cuando descubrieron el cadáver presentaba avanzado estado de putrefacción, al grado que la familia al ser notificada por la madrugada de este lunes, apenas pudo reconocerlo por las ropas que vestía.

Así, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México puntualizó que, para mayor certeza de identidad, serían los peritos en genética forense los encargados de analizar el cadáver del universitario.

“Esta madrugada en la alcaldía Xochimilco, fue encontrado el cuerpo del joven universitario de 22 años, reportado como persona no localizada. Como parte de las diligencias, la PGJCDMX contactó a los familiares, quienes lo reconocieron mediante la ropa que portaba; sin embargo, serán las pruebas de genética forense las que confirmarán el parentesco”, sentenció.

Norberto Ronquillo era un estudiante de Mercadotécnica en la Universidad del Pedregal y para ello se trasladó del estado de Chihuahua a la Ciudad de México, aquí se hospedaba en la casa de sus tíos ubicada en una colonia de Xochimilco.

La última noticia que tuvieron de él fue la noche del 4 de junio cuando salió de la universidad, le mandó un mensaje a su novia para avisarle que iba camino a casa hacia las 21:30 horas, pero el joven nunca llegó a su destino porque fue privado de la libertad.

De 5 millones de pesos que exigían los captores, disminuyó a menos de la quinta parte, la misma cantidad que entregaron sus familiares a cambio de que Norberto fuera liberado esa misma madrugada.

Sin embargo, las horas pasaron y los delincuentes nunca volvieron a tener comunicación, entonces los compañeros del universitario protestaron, la foto de generación fue con la leyenda “Nos falta #1 Norberto”, lo que se hizo viral en las redes sociales.

Al mismo tiempo, la familia de Norberto, amigos, autoridades de la Universidad del Pedregal y decenas de alumnos marcharon por la zona de Coapa para exigir la atención de la procuradora Ernestina Godoy, quien hasta ese momento entabló comunicación para reunirse con los padres del universitario.

La funcionaria ordenó la intervención de peritos y de la Fiscalía Antisecuestros, ministerios públicos llegaron hasta la Universidad para declarar a los amigos de la víctima, ordenó el resguardo de las imágenes de circuito cerrado y las que captaron las del C5.

Y es que en el transcurso de los días se supo que el vehículo en el que viajaba Norberto fue localizado unas horas después por su primo, el mismo que con ayuda de la Policía trasladó a su domicilio.

Otro dato que indaga la autoridad es la procedencia del dinero que entregaron como rescate, la comunicación que tuvieron los amigos más cercanos, la novia e incluso los vecinos de la casa donde vivía.

El lugar donde fue abandonado el cadáver es de difícil acceso, los pobladores lo transitan poco por lo sinuoso, incluso muchos de ellos se transportan en animales o en motonetas para acceder a la colonia Las Cruces.

Ante la presión en redes sociales sobre la delincuencia que prevalece en la Ciudad de México, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, lamentó la ejecución de Norberto Ronquillo.

“Lamento profundamente lo ocurrido con el joven Norberto Ronquillo. Nuestro compromiso con la familia y con la sociedad es hacer todo lo que esté en nuestras manos para que haya justicia. Ese es mi compromiso. En unos minutos la @PGJDF_CDMX dará más información”, se lee en su cuenta de Twitter.

ShareThis